El Banco Central de Brasil mantendrá la tasa

4 de febrero, 2019

dolares reales Brasil

 

La semana pasada terminó con la difusión de los datos sobre el mercado de trabajo en Estados Unidos que sigue mostrando su fortaleza a pesar de que hubo indicadores económicos conocidos recientemente que muestran cierta desaceleración del nivel de actividad. En enero se crearon 304.000 empleos y se convirtió en el centésimo mes consecutivo de expansión. Según el Departamento de Trabajo, la tasa de desempleo creció levemente y pasó del 3,9% al 4% por el impacto que tuvo el cierre parcial del Gobierno. Por otra parte, se informó que los salarios crecieron 3% con relación al mismo mes del año anterior lo que implica una mejora en términos reales porque la inflación apenas superó el 2% en el mismo período.

 

Pero los mercados también estarán atentos a un acontecimiento político relevante de esta semana. Finalmente mañana Donald Trump pronunciará en el Congreso el discurso sobre el estado de la Unión que debió ser postergado porque Nancy Pelosi le avisó al Presidente que primero debía solucionarse el cierre parcial del Gobierno.

 

El nivel de polarización política en Estados Unidos se incrementó durante la presidencia de Trump y eso quedará claramente expuesto mañana, más allá del respeto a las formalidades de las que son tan respetuosos los dirigentes políticos estadounidenses.

 

Mañana se conocerá el índice del ISM sobre la actividad en los sectores manufactureros durante enero, y si bien se espera un número inferior al de diciembre, los datos se mantienen en el terreno positivo. En el plano de los indicadores, el miércoles se conocerá la balanza comercial de Estados Unidos en noviembre que según los analistas habría registrado un déficit de US$ 54.600 millones, levemente inferior al de octubre. El jueves, por su parte, se difundirá el número de pedidos de seguros de desempleo que pueden tener ciertas distorsiones por el impacto de los trabajadores federales afectados por el cierre parcial del Gobierno.

 

Toda la información económica que se va conociendo de Estados Unidos está en línea con el anuncio de la Reserva Federal de la semana pasada de ponerle punto final al ciclo alcista de las tasas de interés. El gradualismo le dio paso a la paciencia y Jerome Powell fue muy claro al afirmar que las decisiones sobre política monetaria se irán tomando a medida que se vayan difundiendo los indicadores. Y nada de lo conocido últimamente muestra una aceleración de la inflación o del nivel de actividad que podrían alterar el curso de prudencia elegido.

 

En Europa, el jueves, la Comisión Europea dará sus proyecciones económicas en un momento en el cual distinto organismos están ajustando a la baja el crecimiento esperado para 2019 que se ubicará en 1,5%.

 

En China, la semana estará alterada por los feriados con motivo del Año Nuevo Lunar.

 

Brasil activo

 

En Brasil, habrá mucha información económica esta semana. Hoy el Banco Central dará a conocer el informe Focus que contiene las proyecciones económicas de los analistas del mercado. No se prevén cambios significativos y la tasa de crecimiento del PIB se mantendría en el 2,5%.

 

El miércoles, el Comité de Política Monetaria del Banco Central tomará su primera decisión con relación a las tasas de interés. El mercado espera que no haya modificaciones y la mantenga en 6,5% pero los analistas estiman que la irá subiendo durante el año hasta llegar al 7%. El BCB estará en línea con lo que resolvieron las autoridades monetarias de otros países.

 

El mismo día, se darán los números sobre producción y ventas de autos. El mercado interno se viene recuperando pero la exportación se ve afectada por el deterioro de la demanda en Argentina que es el principal destino para la industria brasileña. En estos se conocerán también los datos de las terminales argentinas que en los últimos meses son la contracara dado que muestran la debilidad del mercado interno pero una recuperación de los envíos al exterior.

 

El viernes estará otro dato clave: el Indice de Precios al Consumidor Amplio correspondiente a enero. Los analistas estiman que habría registrado una suba de 0,15%, e incluso menos, con lo cual la tasa de los últimos doce meses seguiría por debajo del 4% mientras que la meta de inflación del BC es de 4,25%. En Argentina, además de los números sobre la industria automotriz de enero, estará el dato sobre la producción industrial de noviembre del cual no se puede esperar nada positivo.