La Reserva Federal pasa del gradualismo a la paciencia

31 de enero, 2019

fed tasas

Como se preveía, la Reserva Federal no subió la tasa de interés al término de su reunión de dos días que finalizó hoy. Pero lo que esperaban los mercados eran definiciones sobre los próximos pasos de la política monetaria y, en ese sentido, las señales fueron contundentes. Todo indica que el actual ciclo alcista de las tasas llegó a su fin y que no cabe esperar subas en un plazo cercano.

 

En el comunicado posterior a la reunión de diciembre la Fed había dejado en claro que las condiciones económicas apuntaban a la necesidad de continuar con un ajuste gradual de tasas. Ayer, sostuvo que será “paciente” antes de determinar qué tipo de ajuste necesita la política monetaria para sostener el crecimiento económico, una inflación moderada y un mercado de trabajo sólido.

 

También reiteró que no tiene una hoja de ruta predeterminada sino que irá tomado decisiones en función de los indicadores económicos que se vayan conociendo.

 

La clave, según lo afirmó Jay Powell en la conferencia de prensa posterior a la reunión, estará en el comportamiento de la inflación que se ha ubicado en los últimos tiempos en torno a la meta del 2% de la Fed. Y nada indica que vaya a acelerarse en los próximos meses en un contexto de menor crecimiento económico. Por lo tanto, para la próxima suba de tasa, falta bastante.

 

La reacción de los mercados fu la previsible. Las acciones subieron fuerte en Wall Street mientras que el dólar perdió posiciones frente al resto de las monedas, incluidas las de los países emergentes.

 

Un escenario sin suba de tasas en Estados Unidos implica menos apetito por los activos dolarizados y consecuentemente más inversiones disponibles para los emergentes que también se benefician de la revalorización de las commodities que es una de las consecuencias de una moneda estadounidense algo más débil.

 

Dejá un comentario