La Bolsa de Comercio construye la escuela “Papa Francisco”

24 de enero, 2019

escuela Bolsa de Comercio

La Bolsa de Comercio de Buenos Aires y el Gobierno de la Ciudad están por finalizar la construcción de una escuela primaria en el Barrio Papa Francisco de Villa Lugano.

 

Esta iniciativa se realizó a partir de la firma de un convenio entre la BCBA y el Ministerio de Educación del Gobierno porteño, en abril de 2018. Según se explica en el documento, “la Bolsa desea contribuir positivamente al desarrollo del sistema escolar de CABA, por lo cual ha decidido donar la construcción de un establecimiento educativo”.

 

El Ministerio de Educación porteño destacó el impacto positivo que tendrá para los niños del Barrio Villa 20 la existencia de un establecimiento educativo que “abarque y contemple las necesidades de distintos grupos sociales”.

 

De acuerdo con lo informado por el Ministerio, “la escuela que se está construyendo es la primera en formar parte del plan “Nuevas Escuelas” y responde a un proyecto imponente: más de 3500 metros cuadrados de superficie, 14 aulas y ascensores. Además, estará ajustada a la normativa vigente de accesibilidad plena, posibilitando que las personas con discapacidad permanente o transitoria puedan desarrollar actividades dentro del edificio”.

 

El Plan Nuevas Escuelas tiene como objetivos básicos implantar una identidad edilicia en los nuevos establecimientos educativos (con un formato y diseño en común) y crear un manual de trabajo para el diseño de nuevas escuelas a partir de las premisas “libertad de uso, interacción urbana y actualización técnica”.

 

“El comienzo de las tareas se realizó con muchísima celeridad, pues de lo contrario sería imposible concluir y entregar la obra para el ciclo escolar de 2019”, relata Ignacio Mackinlay, el arquitecto supervisor de la obra, y explica: “Para mediados de mayo de 2018, los trabajos en el predio empezaban a ejecutarse. Habría que construir una escuela de planta baja y 4 pisos. Las primeras semanas fueron complicadas, ya que el terreno no estaba del todo desocupado ni tenía una demarcación clara. Tampoco era fácil su acceso vehicular”.

 

Ubicado sobre la avenida Fernández de la Cruz, entre Pola y Escalada (Comuna 8), el terreno junto a la Villa 20 fue usurpado en agosto de 2014 y desalojado semanas después. El predio estaba vacío y contaminado porque durante años había sido un depósito de autos secuestrados por la Policía.

 

Sorteados estos inconvenientes, según recuerda Mackinlay, la obra tomó buen ritmo con el trabajo de fundaciones y luego con la estructura de hormigón armado. “Fue un plan de trabajo ambicioso y riguroso, ya que el compromiso era la culminación del edificio para el inicio de clases. Hoy en día, la obra se encuentra en plena actividad de lo que llamamos ‘terminaciones’. El tiempo restante de obra sigue siendo muy ajustado, ¡pero el equipo completo (conformado por gente de la Bolsa, los arquitectos y la constructora) sigue trabajando con una visión optimista!”, cerró.

 

Dejá un comentario