Con hinchada en contra, Cambiemos logró dictamen para proyecto previsional

13 de diciembre, 2017

Con hinchada en contra, Cambiemos logró dictamen para proyecto previsional

 

Por Mariano Espina

 

Cambiemos consiguió dictamen para el proyecto previsional en una reunión de comisión de las más tensas en mucho tiempo. No hubo paz en las casi siete horas que duró la discusión, invadida por jubilados e integrantes de diversos gremios, que acompañaron el debate con gritos e insultos y que, en más de una ocasión, hubo empujones y aisladas trompadas en el aire. Pese al ambiente caldeado, el oficialismo logró alzarse con el dictamen de mayoría sobre la iniciativa que modifica la actualización de los haberes jubilatorios y que llegará al recinto la próxima semana.

 

Con el apoyo del bloque de los gobernadores PJ y del Frente Cívico por Santiago, Cambiemos alcanzó las firmas exigidas para lograr que la comisión avale el proyecto ya aprobado por el Senado y que pueda ser considerado por el recinto en una sesión maratónica que comenzará el próximo miércoles. Como sucedió en la Cámara Alta, otra vez fue clave la posición de los gobernadores. Lo de ayer, de todas formas, no garantiza un tratamiento accesible para la próxima sesión. Los niveles de tensión, enfrentamientos y los encendidos discursos oficialistas, pueden generar diversos encontronazos en la oposición que pongan en riesgo los consensos que se trazaron.

 

Las firmas opositoras que acompañaron el dictamen provienen de los oficialismos de Santiago del Estero (Gerardo Zamora), Córdoba (Juan Schiaretti), Tucumán (Juan Manzur) y Misiones (Hugo Passalacqua). El Gobierno confía en que esas provincias ratificarán su respaldo la próxima semana y a que ellos se sumarán, entre otros: Entre Ríos (Gustavo Bordet), Salta (Juan Manuel Urtubey), San Juan (Sergio Uñac) y La Pampa (Carlos Verna). De esta forma, la reforma previsional podría recibir el apoyo de más de 135 diputados. No se aceptaron modificaciones y tampoco se confirmaron cambios en el reglamento para compensar algún escenario de perdidas por parte de los jubilados.

 

En el interbloque Argentina Federal, conformado por los legisladores que responden a gobernadores peronistas de diálogo con el Gobierno y por otros diputados del mismo perfil, no está definida la posición respecto al debate en el recinto. Dos ya anticiparon su rechazo, el bonaerense Diego Bossio, extitular de la Anses, y el mendocino Pedro Miranda, legisladores de provincias administradas por Cambiemos. El resto de la bancada aún analiza su voto, condicionada al papel de sus respectivos mandatarios.

 

Pese a que en el acuerdo con las provincias no se detallaba como debía ser la modificación al sistema de actualización de haberes, el ahorro que produce este cambio es lo que permite financiar a la provincia de Buenos Aires por desistir de la demanda por el Fondo del Conurbano y que el resto de los distritos no cedan recursos.

 

Defensa

 

Con la presencia del ministro de Economía, Nicolás Dujovne, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, el Gobierno expuso ayer una cerrada defensa al proyecto previsional, luego de recibir la venia de Elisa Carrió. “Es una fórmula que es beneficiosa en muchos aspectos en el corto y en el largo plazo, que va en línea con los estándares internacionales y permite que los jubilados recompongan el valor de sus salarios cada tres meses”, resumió, en diálogo con El Economista, Luciano Laspina, presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, que albergó el debate junto a la de Previsional, presidida por el también macrista Eduardo Amadeo.

 

En el plenario, los argumentos de los diputados fueron menos técnicos y focalizados en el contraste entre las medidas de este Gobierno y el anterior, lo que generó encendidos cruces. El momento más caliente lo protagonizó Nicolás Massot, jefe del bloque PRO, que tildó de irresponsables a los integrantes del Frente para la Victoria. “Prendieron fuego la casa y se quejan del olor a humo, ¿quieren guita?, vamos a buscarla a Ezeiza y Marcos Paz”, señaló, en referencia a los exfuncionarios detenidos. En ese momento, el kirchnerista José Ciampini avanzó, estimulado por los gritos de la hinchada, y llegó a medio metro de Massot, que se plantó y le ordenó que regrese a su asiento.

 

Se hicieron presentes, en el debate, los sindicalistas Sergio Palazzo (bancarios), Roberto Baradel (Suteba), Sonia Alesso (Ctera) y Leonardo Fabre, del gremio que representa a los trabajadores de la Anses, los más duros en la jornada de ayer, junto a numerosos jubilados presentes. De ese grupo opositor se escucharon gritos e insultos que calentaron aún más el clima del debate. La oposición emitió un dictamen de minoría con firmas del FpV y también del Frente Renovador, que no alcanzó para ganarle la pulseada al oficialismo.

Dejá un comentario