Tesoro pasará 2,2% del PIB para rojo de la Anses (preocupa tendencia)

1 de septiembre, 2017

Tesoro pasará 2,2% del PIB para rojo de la Anses (preocupa tendencia)

 

“La Anses cerrará el 2017 con un déficit de 2,6% del PIB, que será cubierto por aportes del Tesoro e ingresos del blanqueo”, sostiene un informe de LCG, difundido ayer. El organismo, agrega el informe, gastará aproximadamente $ 887.000 millones en el pago de jubilaciones y pensiones, y eso equivale a 72% de su presupuesto (y, además, 8,7% del PIB). Pero ese es sólo el flujo previsional puro y clásico, que tiene un desequilibrio de 2,5% del PIB que financia el Tesoro porque los aportes no alcanzan.

 

“Pero a esta dinámica, y en un contexto extraordinario de mayores recursos a partir de la estatización de las AFJPs, se fue sumando la creación de nuevos gastos a cargo de la Anses, que no se encuentran vinculados a cuestiones estrictamente previsionales”, indica LCG. Por caso, AUH, Asignaciones Familiares o, incluso, el Conectar Igualdad. Eso se gastos extra cuestan 3,2% del PIB, y los recursos también extras permiten financiar ese gasto (antes, el neto era superavitario), pero irán cayendo hacia 2020 a medida que el Gobierno devuelva fondos hacia las provincias.

 

Tesoro pasará 2,2% del PIB para rojo de la Anses (preocupa tendencia)

 

“Con todo, la brecha total entre ingresos y gastos a cargo de Anses se eleva a 2,6% del PIB. De manera extraordinaria, en 2017 el blanqueo de capitales habrá aportado $ 40.000 millones (0,2% del PIB). El resto deberá ser cubierto (nuevamente) por un aporte del Tesoro equivalente 2,2% del PIB”, dice LCG.

 

Números feos

 

Ese 2,5% es un piso. “En adelante se agravará porque algunos ingresos que la Anses recibía se irán devolviendo a las provincias y porque las jubilaciones aumentarán 5,5% más que la inflación en 2018 y 4% más en 2019”, dice LCG.

 

El cambio en la estructura demográfica sólo acentuará el problema (el fin del famoso “bono demógrafico”), reduciendo la cantidad de aportantes por beneficiario. “Dado nuestro escenario base de largo plazo, anticipamos que ese déficit trepará a 4% del PIB en los próximos 10 años y se ubicará apenas por debajo del 5% del PBI hacia 2037. “Está dinámica da escalofríos y la tendencia general es hacia la negación de la misma”, dicen críticos, desde LCG.

 

“La contracara será una mayor dependencia del Tesoro para equilibrar las cuentas de la Anses. Y en un escenario de normalización de las cuentas fiscales esto exigirá un recorte importante del resto del gasto público”, concluyen.