El Senado aprobó Ganancias y será ratificado en Diputados

22 de diciembre, 2016

El Senado aprobó Ganancias y será ratificado en Diputados

 

Se concretó ayer el primer paso del gran acuerdo por Ganancias. Con una amplia mayoría, el Senado respaldó el dictamen firmado el día martes y allanó la cancha para que sea ahora Diputados quien concrete una jugada de la que participaron diferentes sectores, pero en el que fue clave la presión de los gobernadores y la negociación por parte de la CGT. Por la noche, la comisión de Presupuesto y Hacienda firmó las modificaciones impuestas en la Cámara Alta para que sean hoy ratificadas.

 

El proyecto recibió a su favor 56 votos, doce abstenciones y sólo dos rechazos. La sesión fue express. Tomaron la palabra menos de la mitad de los senadores, cinco minutos cada uno. Poco antes de las 17 horas la secretaría parlamentaria del Senado giró el proyecto para la Cámara Baja, que comenzará a debatir el texto desde el mediodía. Los rechazos fueron por parte de Ruperto Godoy y de Daniel Pérsico, ambos del PJ-FpV. Las abstenciones agruparon en general al núcleo kirchnerista, y otras extracciones peronistas.

 

Pese a un número de enérgicos discursos, no hubo sorpresas, lo que quiere decir que fue un proyecto trabajado exclusivamente por la CGT y los gobernadores. Según legisladores presentes en la reunión informativa de los funcionarios del Gobierno el último martes, no hubo lugar a reclamos y nuevas anotaciones al proyecto, “las negociaciones ya estaban cerradas”, señalaron los ministros.

 

En cuanto a los números, el texto se ubica en la mitad de la iniciativa que había enviado el oficialismo y entre el aprobado por la oposición en Diputados el pasado 6 de diciembre. En algunos puntos más cerca al de Cambiemos, mientras que en otros aspectos gana la oposición. Por caso, el mínimo no imponible según lo propuesto por el Gobierno aumentaba el 15%, y pasaba a $21.700 netos para solteros y $25.200 para casados con dos hijos. Para el Frente Renovador, el FpV y otros bloques, el tributo debería comenzar a pagarse a partir de los $34.000 y $48.000 respectivamente. La iniciativa actual, que ya fue respaldada por el Senado y será hoy ratificada en Diputados, eleva el mínimo a $28.000 para solteros y $37.000 para casados. En relación al financiamiento, el Gobierno rechazó para este nuevo acuerdo gravar la renta financiera y a las mineras, como exigía la oposición, pero aumentó el gravamen al juego y mantuvo del texto opositor el ingreso al régimen de Ganancias para los nuevos jueces.

 

Debate

 

Tal como el Gobierno intuía, hubo un mayoritario acompañamiento opositor. A su turno, el presidente de la bancada opositora, Miguel Angel Pichetto -que jugó un rol clave en el recorrido del proyecto- sostuvo que la iniciativa incluía una “multiplicidad de legítimos intereses”, de un proyecto “que la oposición en Diputados puso en agenda, con algunas distorsiones”. Pichetto manifestó que la manera en la cual el oficialismo se manejó con Ganancias “no coincidía con el año legislativo que venía llevando Cambiemos”, y agregó: “Quiero destacar el rol de la CGT, que ha mostrado prudencia todo el año”. El rionegrino aprovechó su espacio para pegarle al Gobierno, al considerar que el proyecto que habían enviado era “muy pobre, muy malo”. Julio Cobos, senador por Cambiemos, celebró que “hemos sabido encontrar una puerta de salida que nos permite dar luz a un viejo anhelo de mejorar el impuesto a las Ganancias”.

 

¿Cuánto sale, quién lo paga?

 

Al día de hoy opositores y oficialistas difieren en el costo que genera el nuevo proyecto. Difieren también en los ingresos que producirían las nuevas fuentes de financiamiento. El massismo rechaza los números que presentó el titular de la AFIP Alberto Abad la semana anterior en el Senado. Según el funcionario, el proyecto que contaba con media sanción le hubiese costado al Estado más de $120.000 millones, mientras que para el referente económico del Frente Renovador, Marco Lavagna, la cifra no alcanzaba los $90.000 M. El nuevo proyecto, según el oficialismo no supera los $50.000 M, para Lavagna se estira a $65.000 M. Según Cambiemos, alcanzará con el juego y con el impuesto al dólar futuro para reducir la cifra a poco menos de $35.000 M, y en la cifra que lo separa de lo asignado en el Presupuesto, $27.000 M, las provincias no deberán hacerse cargo, sino que desde la Casa Rosada recompondrán esa diferencia con Adelantos del Tesoro Nacional (ATN), pero más de un gobernador desconfía en lo que se pueda recaudar con las fuentes de financiamiento propuestas.

 

Pasadas las 20 horas, la comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, que preside el macrista Luciano Laspina aprobó el dictamen con los cambios añadidos por el Senado.