El blanqueo alcanzó los US$ 90.000 M y superó todas las previsiones

28 de diciembre, 2016

El blanqueo alcanzó los US$ 90.000 M y superó todas las previsiones

 

En la que fue su última conferencia de prensa como ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay anunció que el blanqueo superó todas las estimaciones que rondaban hasta el momento y alcanzó a diciembre unos US$ 90.000 millones.

 

La cifra oficial excedió largamente las expectativas previas, ya que los bancos apostaban a que se alcanzarían en esta etapa unos US$ 60.000 millones, con el grueso de ese monto exteriorizado en la segunda quincena de diciembre.

 

Durante la conferencia, el (aún) ministro detalló que hasta ahora se presentaron unas 235.000 declaraciones juradas y que por el impuesto especial –hasta esta semana del 10%–la AFIP recaudó unos $ 82.000 millones, que “representan un punto del PIB”.

 

A esto hay que sumarle los US$ 560 millones que obtuvo el Gobierno a través de la suscripción a los bonos especiales del sinceramiento, “fundamentalmente el de más largo plazo”.

 

Según el funcionario, los US$ 90.000 millones superaron los resultados de “otros blanqueos de la región”, como el de Brasil, donde se reunieron unos “US$ 50.500 millones”. Y destacó además que “ya se llevan declarados 35 veces más de activos” que durante el último blanqueo en el gobierno de Cristina Kirchner.

 

El funcionario reconoció además que siempre supo que la estimación inicial del Gobierno de reunir US$ 20.000 millones iba a quedarse corta y consideró al blanqueo como “un éxito indiscutible” que “está en el ranking de las amnistías fiscales más importantes del mundo”.

 

Por su parte, el titular de la AFIP, Alberto Abad, afirmó durante esa misma conferencia que al micrositio del organismo “accedieron 3 millones de personas” para hacer consultas sobre el blanqueo, que unos “3,5 millones” entraron a ver “lo que sabíamos de ellos” y que unos 20.000 hicieron consultas presenciales.

 

También detalló que se abrieron 112.000 cuentas bancarias especiales y que a través de ellas se exteriorizaron unos US$ 7.700 millones en efectivo. Y respecto a los inmuebles, sostuvo que se sinceraron unos 20.000 en Argentina (a un valor promedio de US$ 93.000 cada uno) y 18.000 en el exterior (a un promedio de US$ 200.000).

 

Según Abad, los buenos números del blanqueo “motivarán a los remolones de esta segunda ola a sumarse a la tercera (que va del 1 de enero al 31 de marzo y tendrá una alícuota del 15%)”, considerando además que será negocio “pagar 5 puntos más” de penalidad “contra 100” si el evasor es descubierto.

 

Abad explicó además que a los contribuyentes chicos el blanqueo les permitió “ordenar patrimonios familiares que estaban en zona de riesgo”, en muchos casos para dejárselos a los hijos, y que los inversores sofisticados entraron al régimen “por un tema de riesgo”.

 

Sobre esto último, dijo que fueron fundamentales como factor de presión los acuerdos de intercambio de información fiscal firmados con otros países, entre ellos “con Uruguay, Suiza, Brasil y “como cierre EE.UU., algo que era impensado”.

 

Los buenos números del sinceramiento fiscal se conocen cuando faltan apenas unos días para que venza su segunda etapa, ya que después del 31 la alícuota del impuesto especial pasa del 10% al 15% para los bienes y tenencias que superen los $ 800.000. Los inmuebles, ya sean ubicados en el país o en el exterior, seguirán pagando siempre un 5% del valor de mercado.

 

Y quienes inviertan en los bonos Global 17 y Bonar 17 o en alguno de los fondos comunes de inversión lanzados especialmente para el régimen (de los cuales apenas hay aprobados cuatro por la CNV) podrán evitar el pago del tributo, aunque deberán dejar los fondos inmovilizados cinco años.