Schiaretti señaló nuevas coincidencias con Macri

31 de octubre, 2016

Schiaretti señaló nuevas coincidencias con Macri

 

“Yo sé que cuando hablo con él, me dice todo lo que piensa y hace lo que me dice. Coincidimos en el programa productivo para Argentina: la salida es por la inversión en infraestructura, más la ganancia de productividad. Y tenemos en común el razonamiento por el trabajo. Los dos nos formamos en fábricas de autos, a la velocidad de la línea de montaje. Que no se para nunca”. Quien esto dijo fue el gobernador de la provincia de Córdoba, Juan Schiaretti. Y el destinatario de este y otros elogios, el presidente Mauricio Macri.

 

El mandatario provincial destacó el final del conflicto entre su provincia y la Nación por los fondos coparticipables y dijo que la gestión de Cambiemos expresa “un Gobierno Nacional abierto, que quiere ayudar a la provincia”. “Desde el punto de vista económico, tuvimos un acuerdo muy ventajoso. La provincia pasó de recibir 1.487 millones a 2.000 millones de pesos en efectivo. Sin ningún condicionante en cuanto a mudar el sistema previsional”, ponderó Schiaretti , en una entrevista con La Voz del Interior. “Muestra que teníamos razón cuando decíamos que la Nación nos debía. Hay que destacar que todos los cordobeses fuimos juntos en el reclamo. Que siempre buscamos el diálogo”, enfatizó.

 

Campaña Schiaretti es uno de los gobernadores que, desde un principio, estableció mejor vínculo con el nuevo gobierno. Lo que, incluso, trajo algunas tensiones al interior de los miembros locales de Cambiemos. En especial, los intendentes radicales, en cortocircuito con el gobierno provincial, que vieron con buenos ojos la buena relación. Preocupados, también, en la ingeniería y la estrategia electoral del año próximo, que encontrará a unos y otros en veredas opuestas.

 

“Más allá de la amistad con el Presidente, hay una buena relación institucional. Es lo normal. Llama la atención porque veníamos de doce años de una cosa distinta. Ya llegará el momento electoral. Veremos el tablero y qué decisión toma nuestra fuerza, Unión por Córdoba”, señaló el gobernador al respecto. “Ya no se puede más gobernar por la pelea. Se debatirá, pero sin caer en eso de cuanto peor, mejor. Ahora, la dirigencia es consciente de que cuanto peor, es peor. Es lo único que permitirá que no tengamos la vergüenza de que, luego de treinta años de democracia, tengamos más pobreza que antes de la dictadura genocida, que hizo percha el aparato productivo argentino”, concluyó al respecto.

 

Reproches

 

En el Cambiemos cordobés, no obstante, esta buena relación trajo sus tensiones. El rol opositor que tienen los partidos integrantes de la coalición sirve de contrapeso. Por caso, los intendentes radicales de la provincia sostienen que la Nación le brinda más recursos a la gestión de Schiaretti de los que el gobernador le aporta en apoyo político al Presidente. El intendente de Córdoba, el radical Ramón Mestre es quien más levanta esa posición. Mientras que las espadas legislativas de Cambiemos en la provincia (Mario Negri, presidente del bloque de diputados nacionales del radicalismo y Nicolás Massot, cabeza de la bancada del PRO) intentan hacer equilibrio entre los intereses de la provincia y la marcha del armado territorial.