Todo dicho

Los candidatos presidenciales cerraron sus campañas y comenzó la veda política

23 de octubre, 2015

Todo dicho

Ya está todo dicho. Los candidatos presidenciales cerraron sus campañas y comenzó la veda política. Como a lo largo de toda la campaña, su presencia en distintos programas de televisión fue clave en sus estrategias para captar votos. Dentro de 72 horas habrá un nuevo presidente electo o sabremos que es necesaria una segunda vuelta.

Mauricio Macri hizo su acto de cierre en el estadio Orfeo, en Córdoba, uno de los distritos donde apuesta a crecer más, dado que es donde podría haber mayor movimiento de votos respecto de las PASO (José Manuel de la Sota sacó 630.000 votos y no estará en las elecciones generales). En su discurso, se pudo ver un Macri efusivo, energético, con el eje puesto en la idea-fuerza “Juntos”. Además, buscó llevar tranquilidad respecto a que continuarán las ayudas sociales del Estado a quienes las necesitan y pidió por el voto estratégico antikirchnerista. Otro dato relevante es que del acto participaron y pudieron hablar sus aliados de Cambiemos, desde el radical Ernesto Sanz a Elisa Carrió, que volvió a rechazar el “voto Poncio Pilato”, en referencia a aquellos antikirchneristas que votarían en una hipotética segunda vuelta por Macri pero que en primera lo van a hacer por otros candidatos opositores.

Por su parte, Scioli cerró su campaña rodeado de su hipotético futuro equipo de gobierno en el Luna Park, donde llamó a votar por la continuidad y agradeció a la Presidenta por dejar “un país ordenado y desendeudado” en un tono claramente continuista como lo fue durante toda la campaña. Luego, sorprendió al aparecer junto a su esposa Karina Rabolini en el programa de Marcelo Tinelli. Esta segunda aparición tuvo un tono más intimista y personal, con preguntas del conductor acerca del día a día de la pareja y la actividad del candidato presidencial.

Finalmente, tercero pero todavía en carrera, Sergio Massa se despidió de la campaña en Tigre, junto a su equipo de asesores encabezado por el economista Roberto Lavagna y De la Sota. El candidato se mostró en un primer momento junto a su familia hablando desde el lugar de padre para referirse a temas como la inseguridad y la educación, y luego se dirigió al escenario montado en el Museo de Arte de Tigre, donde lo esperaban los intendentes, asesores y dirigentes del Frente Renovador. De cara al domingo, llamó a votar para ponerlo en un balotaje, sobre la base de las encuestas que lo dan ganador ante Scioli en una segunda vuelta.

A última hora fue al programa de Alejandro Fantino en donde sostuvo que si su presencia allí le permitía convencer a 100 mil personas para que cambien su voto, se aseguraba un lugar en el balotaje.

Desde Paseo La Plaza, Margarita Stolbizer volvió a rechazar el voto estratégico para contrastarlo con el “voto ganado” que propone; Nicolás del Caño volvió a mostrarse como la única opción contraria a Scioli, Macri y Massa, a quienes emparentó como “candidatos de la derecha” y pidió el voto por el FIT para ampliar la participación de la izquierda en el Congreso; mientras que desde Mendoza, Adolfo Rodríguez Saá convocó a todos los candidatos a comprometerse a “un gran acuerdo por Argentina” después de las elecciones.

Las cartas están repartidas. Los candidatos hicieron sus últimos movimientos. Lo que resta es esperar el resultado