Los precandidatos se preparan

Rumbo a las primarias, cuyo resultado condicionará las estrategias para octubre. Qué se vota

28 de julio, 2015

urna elección primarias

(Columna de Facundo Matos Peychaux)

Terminada la etapa de elecciones locales y con la campaña formalmente iniciada, los precandidatos presidenciales ya piensan en el 9 de agosto. Pese a que en la mayoría de los frentes no hay primarias competitivas, las PASO serán para todos una primer gran consulta a la ciudadanía y una oportunidad para posicionarse de cara a octubre, cuando sí las elecciones sean definitivas.

Aunque en varios casos provinciales de este año no sucedió, tanto en 2011 como en 2013 las elecciones generales premiaron a los ganadores y castigaron a los perdedores de las primarias, dando pocas posibilidades de recomposición a quien queda mal parado en ese primer encuentro con las urnas.

Por eso, para los presidenciables (en especial los que corren de más atrás), las PASO no son una instancia más. En ese sentido, los presidenciables ya pusieron en marcha sus campañas.

El objetivo de Daniel Scioli es ser el candidato más votado. Sorteados los rechazos que cosechaba su candidatura en el núcleo duro kirchnerista, aspira a que el piso que tiene el Frente para la Victoria (FpV) sumado a cierta mejora en los ingresos de la población provocada por varias medidas gubernamentales lo ayuden a revalidar en las urnas el liderazgo que muestra en las encuestas.

Si quiere imponerse en primera vuelta, entre agosto y octubre tendrá que salir a buscar el voto independiente no kirchnerista. Sin embargo, hasta entonces no parece que vaya a haber modificaciones en su esquema de presentación: ocupará la centralidad de la campaña, se mostrará conciliador y previsible y –aunque con matices que lo diferencian de Cristina Fernández– no correrá su discurso del claro eje continuista que adoptó.

En cambio, Mauricio Macri se vio obligado a dar un brusco giro. De los cuatro triunfos que esperaba hilvanar en la Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza, solo logró el último –aunque no con un candidato propio sino de sus aliados radicales– y la elección porteña, aunque por un ajustado margen en segunda vuelta. Por otro lado, frente a la gran adhesión que despiertan muchas de las políticas implementadas por el Gobierno, la estrategia de apelar al “cambio” no le estaba dando rédito, más aún cuando implicaba además correr el riesgo de mostrarse demasiado confrontativo en un momento en el que la sociedad está buscando liderazgos más conciliadores.

En el búnker PRO tras el triunfo de Horacio Rodríguez Larreta, ensayó el que será el nuevo eje de su campaña: predicar que mantendrá los avances en materia social y el rol del Estado en distintas áreas (Aerolíneas Argentinas, YPF, AUH, etcétera), pero no avanzará hacia mayores niveles de presencia estatal. Esa visión es compartida por buena parte del empresariado, que pide deponer la discusión sobre las políticas estatales pasadas –que son irreversibles– para pensar en la vinculación del Estado con los privados a futuro. Por otro lado, camino a las PASO, el lí- der del PRO deberá sortear su primaria con Ernesto Sanz y Elisa Carrió, y luego, dar mensajes de unidad para retener los votos que reciban sus aliados.

Desde atrás en las encuestas y en la percepción de la opinión pública, está Sergio Massa. El líder del Frente Renovador deberá enfrentarse en primer lugar a José Manuel de la Sota, pero ya dirige su campaña pensando en cómo revertir la polarización creciente entre el PRO y el FpV.

El tigrense apelará a la idea de “cambio justo”, que propone un mix entre continuidad y cambio como el que pide la sociedad, y propone discutir propuestas y programas en lugar de eslóganes y frases digitadas por el marketing.

En las PASO, el líder del Frente Renovador buscará obtener un tercer puesto no muy lejano respecto a Macri, para poder instalar su visión, que es que el líder del PRO ha demostrado que no logra una inserción de lleno en buena parte del interior, entre los sectores más humildes e incluso, en algunas partes de la CABA, como comprobó el balotaje con Martín Lousteau. En ese contexto, lo que querrá instalar Massa es que es el único candidato que puede ganarle al oficialismo, tal como lo hizo en 2013.

¿Qué se elige?

Además de Presidente y vicepresidente, se votarán diputados en todos los distritos y senadores y gobernadores en algunos. Además, se estrenará la elección de parlamentarios del Mercosur.

Gobernadores

buy viagra cheap. the best quality viagra at lowest prices with free shipping. bonuses* discounts* online support 24/7*. best prices for all customers! walmart generic zoloft price . fastest shipping, zoloft canada price . Son seis los distritos que tendrán elecciones primarias para gobernador el 9 de agosto: Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Entre Ríos, San Juan y San Luis.

En Buenos Aires, habrá competencia interna dentro del FpV entre el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, secundados por el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, y el titular del Afsca, Martín Sabbatella. La primera fórmula cuenta con el apoyo de la mayoría de los dirigentes peronistas, aunque la segunda encabeza las encuestas de intención de voto. Por el segundo lugar como fuerza (pero el primero como fórmula más votada), pelean María Eugenia Vidal, del frente Cambiemos, y Felipe Solá, por el espacio UNA.

En Catamarca, Lucía Corpacci buscará la reelección frente al diputado radical Eduardo Brizuela del Moral, respaldado también por Mauricio Macri. En Chubut, la competencia estará protagonizada por el peronista Mario Das Neves y el gobernador kirchnerista Martín Buzzi. En Entre Ríos, el intendente de Concordia, Gustavo Bordet (FpV) enfrentará al dirigente ruralista Alfredo de Angeli (Cambiemos), mientras que Sergio Massa respaldará a Adrián Fuertes, acompañado por el ex mandatario provincial Jorge Busti.

En San Juan, el FpV tendrá dos precandidatos: con el apoyo del gobernador José Luis Gioja, el vicegobernador Sergio Uñac enfrentará al senador Ruperto Godoy, mientras que en la oposición, el precandidato mejor posicionado es el senador peronista Roberto Basualdo. Finalmente, en San Luis, el radical José Riccardo (Cambiemos) intentará la difícil tarea de interrumpir la hegemonía de los Rodrí- guez Saá enfrentando a Alberto, el menor de los hermanos.

top quality medications. buy dapoxetine sweden. express delivery, generic dapoxetine . Senado

De los cinco distritos más grandes, elegirán senadores Córdoba, Mendoza y Santa Fe.

En Córdoba, Luis Juez intentará renovar su banca por Cambiemos y estará flanqueado por Laura Rodríguez Machado, del PRO. Por el oficialismo provincial competirán el diputado nacional y jefe de campaña de José Manuel de la Sota, Carlos Caserio, y Alicia Pregno, actual vicegobernadora, mientras que por el FpV jugarán Fabián Francioni y Nora Bedano.

En Mendoza, vencen los mandatos de Adolfo Bermejo (FpV) y los de Laura Montero y Ernesto Sanz (ambos de la UCR), pero ninguno buscará renovar su lugar. Por Cambiemos se presentarán Julio Cobos y la diputada provincial Pamela Verasay, mientras que el FpV llevará a la camporista Anabel Fernández Sagasti.

En Santa Fe, habrá un duelo de titanes: Carlos Reutemann irá por Unión PRO Federal, Hermes Binner por el Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) y Omar Perotti por el FpV.

Además, se elegirán senadores en Catamarca, Chubut, Corrientes, La Pampa, donde el plato fuerte será la competencia entre Carlos Mac Allister (PRO) y Juan Carlos Marino (UCR) dentro del frente Cambiemos, y Tucumán, donde el gobernador actual, José Alperovich, será protagonista por el FpV.

Diputados

Por un lugar en la Cámara Baja, desde el oficialismo competirán varias figuras de renombre como los ministros Axel Kicillof y Julio de Vido, en la CABA y la provincia de Buenos Aires, respectivamente; ex ministros como Nilda Garré (CABA); los gobernadores Luis Beder Herrera (La Rioja), José Luis Gioja (San Juan), Maurice Closs (Misiones) y el ex mandatario Gerardo Zamora (Santiago del Estero), y otras personalidades de jerarquía como Máximo Kirchner (Santa Cruz), los camporistas Andrés Larroque (CABA) y Mayra Mendoza (PBA), el titular de Anses, Diego Bossio, y los ex candidatos a gobernador Guillermo Carmona (Mendoza), Ramón Rioseco (Neuquén).

En el frente Cambiemos, alcanzaron la unidad en pocas provincias, con Córdoba como gran ejemplo, mientras que habrá más de una lista en ciudad y provincia de Buenos Aires, en Santa Fe, Mendoza y otros distritos menores. Patricia Bullrich encabezará la nómina macrista en CABA, mientras que Mariano Genovesi lo hará por la UCR y Hernán Reyes por la CC-ARI. En la Provincia, Fernando Niembro liderará la lista de radicales y macristas, mientras que Marcela Campagnoli, hermana del fiscal, lo hará por el espacio que lidera Carrió. En Santa Fe, el frente de socialistas y radicales tendrá una lista y el PRO otra, encabezada por la rosarina Anita Martínez.

En tanto, en las listas de Una Nueva Alternativa (UNA), la alianza entre Sergio Massa y José Manuel de la Sota, jugará el economista Marco Lavagna (CABA) y por la provincia de Buenos Aires, Facundo Moyano, Graciela Camaño y Alberto Roberti –cercanos al oficialismo– y los intendentes Carlos Selva, Marcela Passo y Gustavo Bevilacqua.

Parlasur

generic dapoxetine uk online prescription pharmacy. against viruses, however, several factors affect individual dapoxetine online . Por otro lado, será el debut de las listas que aspiran a los 19 lugares en el Parlasur en representación de todo el país. En el FpV, estará encabezada por Jorge Taiana, escoltado por el ministro de Defensa, Agustín Rossi, su par de Cultura, Teresa Parodi, y Daniel Filmus. Por Cambiemos encabezará la presidenta de la CC-ARI de Santa Cruz, Mariana Zuvic, seguida por el macrista Fabián Rodríguez Simón y la presidenta de la Convención Nacional de la UCR, Lilia Puig de Stubrin. UNA llevará a Jorge Vanossi, seguido de Mónica López y Alberto Asseff.

Además, competirán los aspirantes a los 24 lugares de parlamentarios del Mercosur por distrito, entre los que participarán el massista Guillermo Nielsen (CABA), el radical Rodolfo Terragno (CABA), el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto (PBA) y el gobernador mendocino Francisco Pérez, ambos por el FpV.