El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Una mala tarde para Cambiemos en Diputados

27-10-2016
Compartir

Pese a que el plato fuerte, según programaba Cambiemos, debía ser la reforma al Ministerio Público Fiscal, que finalmente se cayó, hubo sesión ayer en la Cámara de Diputados, y el oficialismo no la pasó bien. Se postergó la aprobación del proyecto de Participación Público Privada (PPP), que contaba con media sanción del Senado, y debe retornar al debate de comisión.

El día no había arrancado bien para Cambiemos. La intención de aprobar el proyecto que modifica la ley del Ministerio Público Fiscal y limita el tiempo en el cargo de la procuradora general Alejandra Gils Carbó, había sido bochado por Lilita Carrió, socia de Cambiemos. Pero no bastó para evitar la sesión especial.

En primer lugar, impulsada por el Frente Renovador y con el respaldo del bloque Justicialista, el oficialismo aprobó un proyecto que otorga el control de la matrícula para que letrados puedan litigar en el fuero federal a la Federación Argentina del Colegio de Abogados (FACA). La iniciativa generó rechazos propios y ajenos, pero fue finalmente aprobada por 114 votos a su favor contra 29 rechazos. Entre los propios, la votación contó con la abstención del macrista Pablo Tonelli, y era criticado por el Colegio de Abogados de la ciudad de Buenos Aires, cuyo vicepresidente segundo es Daniel Angelici, hombre de confianza del presidente Mauricio Macri. El proyecto será girado al Senado para su revisión.

Sorpresa

Lo sucedido después se puede catalogar como el primer triunfo legislativo del kirchnerismo en el Congreso, si se considera las sesiones especiales en la que fracasó para aprobar la ley antidespidos o para declarar el rechazo a las subas en las tarifas. Al efusivo grito de “vamos a volver”, el bloque del FpV festejó la maniobra que derivó en el regreso del proyecto de PPP a comisiones. Fue a pedido del sindical Abel Furlán, del bloque opositor, que exigió una moción para que la iniciativa retorne a las comisiones. El reclamo del FpV se aprobó por 107 votos contra 105 rechazos, con respaldo casi unánime del massismo, lo que en Cambiemos consideran un gesto de venganza por lo que ocurrió con Carrió y el Ministerio Público. Asimismo, para que suceda, fue clave la abstención de otros bloques como el Frente Progresista.

Proyecto

La iniciativa del Ejecutivo, encabezada por el ministro de Interior Rogelio Frigerio, propone un régimen para fomentar la inversión de empresas privadas en obras de infraestructura y servicios en sociedad con el Estado. Establece obligaciones y sanciones por incumplimiento y formas de ejecución. Apunta, a su vez, a regular estándares de calidad, eficiencia, forma de pago y revisión de los contratos. Contaba con la media sanción del Senado.

Críticas

En el debate previo, la iniciativa había sido rechazada por distintos sectores industriales y pymes. Por caso, la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas (CADIEEL), y Asociación de Industriales Metalúrgicos (ADIMRA), habían advertido que el proyecto perjudica a la industria nacional y a las pequeñas empresas. “La principal preocupación reside en que los contratos PPP no contemplan la participación de la industria nacional, haciendo caso omiso de la normativa y el espíritu de la Ley de Compre Trabajo Argentino”, sostuvo en un comunicado Gerardo Venutolo, presidente de ADIMRA.

En la aprobación en el Senado, Miguel Angel Pichetto, jefe del bloque PJ-FpV había considerado que “en su primer año, el Gobierno necesita contar con los instrumentos para llevar adelante su propuesta política y económica”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés