El Economista - 70 años
Versión digital

mar 27 Feb

BUE 23°C
Designaciones

Un exdiputado del PRO será el nuevo secretario de Culto y estará a cargo del vínculo con las iglesias

Se trata de Francisco Sánchez, el legislador neuquino que había pedido "la pena de muerte" para la exvicepresidenta Cristina Fernández Kirchner

Francisco Sánchez.
Francisco Sánchez.
15 enero de 2024

Después de más de un mes de dilatar el nombramiento, y de una extensa danza de nombres, el Gobierno decidió que el exdiputado neuquino ultraconservador Francisco Sánchez sea el próximo secretario de Culto.

Se trata de un aliado de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en la provincia petrolera. Tras la derrota de la referente del PRO en las elecciones generales, Sánchez se inclinó "sin condiciones ni especulación alguna" por la candidatura presidencial de Javier Milei, de La Libertad Avanza.

El cargo fue ofrecido formalmente este lunes por la canciller Diana Mondino antes de viajar a Davos con el presidente Milei. La comitiva partirá este lunes rumbo a Suiza para participar del emblemático Foro Económico Mundial. 

Sánchez se hizo conocido en medio de una polémica porque había presentado un proyecto de pena de muerte y en particular quería aplicarlo con Cristina Kirchner. Luego se retractó.

Es, en ese sentido, un perfil complejo para buena parte de la Iglesia católica, en una secretaría muy sensible que debe administrar la relación con los cultos.

La definición de Mondino se da horas después de que el Papa Francisco recibiera al expresidente Alberto Fernández en Roma, que se despidió de la gestión con una serie de tropiezos en la vinculación con el Vaticano; y de que el Sumo Pontífice resaltara en una entrevista televisiva su deseo de visitar la Argentina "en la segunda mitad del año". 

Ahora, tras la definición de Sánchez en Culto, el gobierno deberá decidirse por el embajador ante la Santa Sede: María Fernanda Silva, nombrada en ese destino por la anterior gestión, ya prevé volverse al país en los primeros días de febrero.

Se especula en ese sentido que Milei podría llevarle en persona al Papa el nombre del próximo embajador ante el Vaticano. En la danza de nombres se destacó el de Pablo Beltramino, dado que en las últimas horas trascendió que desde la Casa Rosada se inclinarían por designar a un diplomático de carrera para el cargo. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés