El Economista - 70 años
Versión digital

lun 20 May

BUE 13°C

Sindicalistas en la Casa Rosada

Macri recibirá a dirigentes gremiales de las distintas centrales para anunciar la restitución de fondos para las obras sociales y neutralizar la conflictividad.

02 agosto de 2016

El presidente Mauricio Macri compartirá hoy con dirigentes de las tres CGT (no se confirmó quiénes estarán presentes) un acto en el que anunciará “la restitución de fondos” de la deuda que el Estado tiene con las obras sociales sindicales y que alcanzarían los $30.000 millones. El acto se realizará a las 17 en el Salón Blanco de la Casa Rosada y, entre otros objetivos, está el de neutralizar la posible conflictividad laboral en ascenso, en un mes con varias movilizaciones ya anunciadas y con el congreso de la CGT como punto de atracción.

Según trascendió, 2.700 millones de esos fondos serían devueltos en un corto plazo y lo restante se pagaría en bonos. Del acto participarán también los ministros de Salud, Jorge Lemus; de Trabajo, Jorge Triaca; y de Modernización, Andrés Ibarra; y el superintendente de Servicios de Salud, Luis Scervino. Qué eficacia tendrá la medida para consolidar el diálogo con el Gobierno, en un contexto de pérdida de poder adquisitivo y reclamos de apertura de paritarias, es algo que está por verse.

Deuda

En declaraciones a la agencia DyN, el dirigente del Seguro Jorge Sola indicó que “esto no se trata de un toma y daca” y que más allá de las “intenciones políticas del Gobierno que pueden ser genuinas, se trata de una deuda de mucho tiempo atrás, que es plata de los trabajadores, es salario diferido”. Sola reconoció que “se trata de un paso importante” que por otra parte “no nos inhibe de seguir reclamando con fuerza nuestra agenda, si mañana sale esto felicitaremos al Gobierno y seguiremos reclamando por el desempleo, la inflación, los tarifazos y por ganancias” enfatizo.

Reclamo

Por su parte, el gremialista y diputado nacional por el Frente Renovador, Carlos Acuña, sostuvo a DyN que “esto es lo que venimos reclamando desde siempre, es uno de los puntos que pedimos, al igual que se pare la inflación que no es producto de discusiones salariales como quedó demostrado y que fueron los empresarios los que aumentaron todo desde el primer día de gobierno de Macri”. “Todo es política, pero lo fundamental es que los trabajadores van a tener un servicio completo y no es justo que se hayan quedado con la plata de las obras sociales”, añadió. Sobre la posibilidad de realizar paro y movilizaciones, Acuña, que integrará el triunvirato que conducirá la CGT unificada, señaló que “el 22 de agosto con las nuevas autoridades de la CGT se va discutir el accionar futuro” del movimiento obrero.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés