El Economista - 70 años
Versión digital

dom 27 Nov

BUE 24°C
Versión digital

dom 27 Nov

BUE 24°C

Se confirma la sesión para echar a De Vido

Pese a no contar aún con los votos requeridos, Cambiemos avanza con el debate del miércoles para desplazar al exministro

24-07-2017
Compartir

Los diferentes bloques afinan estrategias para lo que será la sesión más caliente en el último período en el Congreso. Pese a no contar con los números, Cambiemos avanzará en la sesión para este miércoles en la cual se tratará la remoción del diputado del Frente para la Victoria, y exministro de Planificación, Julio de Vido. Mañana se aprobaría el dictamen, con respaldo opositor. En los despachos de los referentes de cada bancada se preparan herramientas argumentativas como antecedentes y advertencias de organizaciones internacionales. El oficialismo busca trabar las abstenciones, lo que permitiría achicar la diferencia a favor de Cambiemos. De Vido no confirmó si estará presente mañana en la comisión de Asuntos Constitucionales. Fue citado para poder ejercer un descargo.

Para Cambiemos, la sesión contra el diputado De Vido significa un importante gesto en la campaña. La lucha contra la corrupción es el tema que eligió el oficialismo para encabezar la agenda electoral, y desplazar al exministro de la cámara sería una carta que juegue a favor de las ambiciones del Gobierno. No obstante, no se irán disconformes en caso de no alcanzar los dos tercios que se requieren. “Es importante que la gente sepa quienes defienden a De Vido y lo que implica, y quienes condenan la corrupción”, aseguró ayer el macrista Pablo Tonelli, presidente de la comisión de Asuntos Constituciones, y agregó: “Es una discusión que hay que dar, con independencia del resultado”. A poco menos de tres semanas de las PASO del 13 de agosto, para el interbloque oficialista la sesión del miércoles tiene un valor agregado.

Sergio Massa, jefe del interbloque UNA, declaró en formar similares. En diálogo con radio Mitre, dijo esperar que “todos hagan pública su posición previo a la sesión”. Aún quedan dudas sobre la definición de un número de bloques opositores. Tal es el caso del Movimiento Evita, del Frente de Izquierda y los Trabajadores, del interbloque Progresistas, de Compromiso Federal (responden al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá). Primaría, en las bancadas mencionadas, la abstención. En el recuento, las abstenciones cuentan como voto negativo, lo que dificulta alcanzar los dos tercios. La abstención es una herramienta que debe primero aprobar la Cámara, y Cambiemos quiere oponerse para achicar la diferencia. Ya recibió críticas.

Próximos pasos

Cuando se retome la reunión de comisión de Asuntos Constitucionales el interbloque Cambiemos deberá reunir las firmas de dieciocho diputados. Trece ya están asegurados, y los restantes serían por parte del massismo y también del Bloque Justicialista. Más espinoso es el asunto en la Cámara, donde debe superar los 172 votos. Según cuentas oficialistas, tienen asegurado el respaldo de 160 diputados. También está confirmado el rechazo de ochenta diputados. Falta saber la decisión de los restantes diecisiete legisladores. Un porcentaje amplio se inclinaría por la abstención.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés