El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 May

BUE 16°C

Se aprobó el Presupuesto 2017, con amplio apoyo peronista

01 diciembre de 2016

Se concretó ayer uno de los principales gestos de gobernabilidad comprometidos por el senador Miguel Angel Pichetto con el oficialismo. El Senado aprobó el Presupuesto 2017 por 58 votos a su favor y ocho rechazos. Un número superior al que acompañó el acuerdo con los holdouts, y similar al recibido en los pliegos para la Corte Suprema. En un debate que se extendió por casi ocho horas, la Cámara Alta sancionó a su vez la limitación a los superpoderes de la jefatura de Gabinete y la creación de la Oficina del Presupuesto. Más temprano, el cuerpo aprobó con amplia mayoría el pliego de Federico Sturzenegger como titular del Banco Central. Al cierre de esta edición, se debatía el proyecto de presupuestos mínimos para la conservación y protección de los humedales, impulsado por Fernando “Pino” Solanas.

“Estamos acompañando este Presupuesto, porque creemos que es un acto de responsabilidad, aun cuando no compartamos los lineamientos del proyecto”, señaló Pichetto, jefe del bloque mayoritario, el PJ-FpV. A pesar de algunas rupturas, diferencias, el senador rionegrino le adelanto desde un inicio al Ejecutivo que acompañaría el proyecto, porque así actuó durante todo el año. En sus palabras, “durante todo este años le hemos dado al Gobierno los instrumentos que necesitaba para llevar adelante las principales políticas económicas”. Pese a que más adelante, cuestionó diferentes medidas tomadas por el presidente Mauricio Macri, como por ejemplo, la “excesiva emisión de deuda externa”. De esta manera, el senador relajó al oficialismo y disipó la incertidumbre que generó la novela por la reforma electoral la semana pasada, en la cual el peronismo tomó la decisión de no apresurar una postura y retrasar el debate en el recinto del proyecto. Rechazaron el presupuesto el núcleo kirchnerista de la bancada opositora.

Entre los números principales del primer Presupuesto macrista, aprobado por el Congreso, el Gobierno estima una inflación para el próximo año del 17%, un crecimiento del 3,5%, un dólar promedio a $18 y prevé a su vez un déficit de 4,2%. En los acuerdos alcanzados en el debate presupuestario, el Gobierno acordó girar a las provincias, $5.000 millones de los Adelantos del Tesoro Nacional al fondo sojero, un complemento de la obra pública con $4.500 millones, y $8.000 millones para las provincias que mantienen las cajas previsionales.

El Senado aprobó a su vez la modificación al artículo 35 de la ley de administración financiera, impulsada por el Ejecutivo pero modificada por la oposición en Diputados. La norma, establece una reducción de la facultad de la jefatura de Gabinete de reasignar partidas presupuestarias al 7,5% para el próximo año y al 5% para el 2018. El proyecto original, comenzaba la reducción en el 10%.

En la madrugada del 3 de noviembre, la Cámara de Diputados aprobaba con el respaldo de 93 opositores, incluidos kirchneristas (177 escaños en total) , la media sanción a la ley de leyes. La revisión al proyecto ya estaba realizada. Tal como lo comentó Pichetto en la sesión de ayer, los senadores “acompañamos el de bate con diputados funcionarios y gobernadores”, factor que evitó modificaciones en la revisión.

En ese sentido, durante el debate, se suscitó la polémica por el artículo 82 del Presupuesto, que interviene en un conflicto entre las provincias de La Pampa y Mendoza, que según los mendocinos, son ellos los perjudicados. Esa razón fue la que convocó a Julio Cobos, junto a legisladores por ese distrito, votar en contra de ese punto, en particular. Dicha actitud, provocó el enojo de Pichetto. “No es consecuente que el oficialismo pida cambios o modificaciones de artículos. Si el presupuesto volviera a la Cámara de Diputados sería de una gran incertidumbre y complejidad para el Ejecutivo en el cierre del año”, señaló.

Ayer fue un día significativo a su vez, por que fue el cierre del período de sesiones ordinarias. Un período que el oficialismo considera más que positivo, y la aprobación del Presupuesto es una muestra de eso. Se abre ahora, el período de extraordinarias, con los proyectos designados por Macri, entre los que se encuentra la emergencia social, modificación al impuesto a las Ganancias, y la reforma electoral. Proyectos que se ubican en el carril espinoso que le tocó enfrentar a Cambiemos en su primer año de Gobierno, proyectos en los cuales sufrió y sufrirá, la minoría en ambas cámaras.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés