El Economista - 70 años
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 22°C
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 22°C

Santa Fe: acuerdo para controlar puertos

La ministra Bullrich y el gobernador Lifschitz firmaron un convenio para combatir la circulación de drogas por vía fluvial.

23-09-2016
Compartir

En el Gran Rosario existen treinta puertos privados desde donde se exporta buena parte de la producción agrícola de la pampa húmeda argentina. Pero que, también, están sospechados de ser una vía de ingreso y de egreso de distintas sustancias ilegales. Para tener un control más eficaz de los que en estos puntos suceda es que la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y el gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, juntamente con la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas, firmaron un convenio de fiscalización, que forma parte del acuerdo de cooperación más amplio que está en marcha entre la Casa Rosada y la Casa Gris.

“Estamos dando un paso muy importante en la lucha contra el narcotráfico. Vamos a trabajar en un control preventivo. Estamos hablando de una infraestructura clave para el progreso del país que debe ser fiscalizada para evitar el tráfico ilegal de estupefacientes”, explicó Bullrich tras la firma del convenio. A su lado, estaba Lifschitz, asintiendo. Los dos funcionarios habían protagonizado semanas atrás un larga duelo dialéctico sobre la naturaleza del problema de inseguridad en la provincia y las responsabilidades de cada uno de los gobiernos.

Punto crítico

Según lo acordado, las tareas de fiscalización quedarán a cargo de la Prefectura Naval, que deberá reforzar los controles de toda la franja costera de la hidrovía Paraguay-Paraná, por donde se mueven al año 60 millones de toneladas de carga, lo que lo convierte en un polo agroexportador clave en el mercado mundial.

Los puertos de la región tienen salida a ultramar y se nutren de barcos de bandera de todo el mundo, lo que ha posibilitado en los últimos años cargas ilegales hacia Europa, como por ejemplo el caso “Carbón Blanco”, que traficó 1.051 kilos de cocaína en tres cargamentos de carbón vegetal rumbo a España y a Portugal, con conexiones en puertos de Villa Gobernador Gálvez y Rosario.

El año pasado también se detectó en un depósito fiscal de Rosario un cargamento de arroz que contenía 40 kilos de cocaína con destino a África. La droga estaba impregnada en los granos mediante un proceso complejo de cristalización. El mismo tenía como destino África, y se trataba de una prueba piloto. “Nos enfrentamos a organizaciones sofisticadas que en su mayoría tienen vínculos internacionales. Demasiada ventaja le estábamos dando. Estamos concretando una medida para atacar la raíz del ingreso y egreso de droga”, subrayó el gobernador. La agenda de Bullrich en Rosario incluyó una reunión con los jueces y fiscales federales para poder “fortalecer las estructuras judiciales” y acabar así con “los cuellos de botellas” que se generar por la falta de recursos. “Ya lo hablamos con el gobernador y con el Presidente de la Nación, la necesidad de cambio en el Código procesal; además la Nación tiene un nuevo mecanismo que es la flagrancia que nos va permitir hacer juicios en un plazo mínimo de cuarenta días, esto será muy bueno para terminar con la puerta giratoria”, dijo.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés