El Economista - 70 años
Versión digital

mie 29 May

BUE 14°C

Respaldo de gobernadores a la reforma, mientras el Senado sigue en dudas

16 noviembre de 2016

Los tiempos legislativos apuran la reforma electoral y complican su implementación para el año próximo. Esta noticia hizo que el presidente Mauricio Macri convoque con urgencia a nueve gobernadores peronistas que desayunaron con él y el ministro del Interior Rogelio Frigerio en la quinta presidencial y expresaron su apoyo al proyecto del Gobierno para reemplazar la tradicional boleta de papel por la Boleta Unica Electrónica (BUE) a partir del 2017. Más tarde, en el Senado, se desarrolló otro debate de comisión y hay dudas sobre la fecha de aprobación del dictamen. Es sin dudas uno de los proyecto más discutido que envió el Gobierno de Cambiemos al Congreso. Ingresó a la Cámara de Diputados los primeros días de agosto y fue aprobado recién en octubre con significativas modificaciones. Hace ya un par de semanas que es debatido en el Senado, donde se realizarán nuevos cambios y obligará a su retorno a la Cámara Baja, que lo trataría en el recinto en sesión extraordinaria.

Como carta fuerte, ya utilizada en otros proyectos, Macri recurrió al respaldo de los gobernadores para que su opinión pese en la decisión de los senadores. Los invitados fueron Domingo Peppo (Chaco), Juan Manuel Urtubey (Salta), Mario Das Neves (Chubut), Hugo Passalacqua (Misiones), Alberto Weretilneck (Río Negro), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Juan Schiaretti (Córdoba), Omar Gutiérrez (Neuquén) y el vice de Gustavo Bordet, Adán Bahl (Entre Ríos).

Sondeo

Por Chaco, dos senadores responden al bloque del mandatario, el PJFpV, una de ellas, María Inés Pilatti, que representa al kirchnerismo duro. Mismo número por Salta, que acompañarían el texto aprobado en Diputados llegado al caso, pero que se alinearán a la postura que tome el jefe de la bancada, Miguel Angel Pichetto. Un senador responde a Das Neves, es decir fuera del PJ-FpV, pero respaldaría la postura mayoritaria de la oposición. Mismo escenario para Córdoba y en Misiones, en este caso con dos bancas. Un senador, por ruptura, responde a Gutiérrez, respaldaría la reforma. Dos a Bordet, que pertenecen al PJ-FpV y apoyarían a Pichetto, al igual que en Tierra del Fuego. Ningún senador responde a Weretilneck, pero se trata del propio Pichetto y una senadora de sus filas. La postura que tome el jefe del bloque opositor, estará consensuada con el Gobierno.

Defensa

Tanto Macri, como Frigerio en conferencia de prensa, como también el jefe de Gabinete Marcos Peña, insistieron en la defensa del proyecto y en la importancia de que se apruebe este año para ser implementado a partir del 2017. “La expectativa del presidente es que se vote con el nuevo sistema en todo el país, queremos votar distinto en 2017, de una manera más confiable, cómoda y rápida”, aseguró Frigerio. Sobre las críticas a la tecnología aplicada en la boleta, el ministro señaló que “será específica para cada elección y va a tener que ser aprobada y homologada por la Cámara Electoral”. A su vez, Peña expresó: “Esperamos que antes de fin de año le podamos decir a los argentinos que vamos a votar con un sistema transparente y confiable. Confiamos mucho en eso”, y criticó a quienes “obstaculizan algo que es básico y necesario para la Argentina”, en declaraciones a Radio Mitre.

Tratamiento

En Diputados se agregó, entre otros puntos, la paridad de género para las listas electorales y se eliminó la implementación gradual. En el Senado, en parte, se agregaría la implementación gradual y se discute sobre la tecnología de la boleta. Finalizó ayer la última de las sesiones informativas de las comisiones de Asuntos Constituciones, Presupuesto y Hacienda y Banca de la mujer. A partir de mañana comienza el debate dedicado de lleno al texto y podría haber dictamen de mayoría, o bien podría demorarse para la semana próxima, evento que el Gobierno quiere evitar. En el debate, propondrán agregar un artículo que garantice la implementación gradual del nuevo sistema de votación. El diseño sobre qué provincias comenzarán con la BUE a nivel nacional desde el 2017 lo determinará la Cámara Electoral, pero el proyecto indicaría un mínimo de distritos. Otro punto clave es la tecnología, el peronismo quiere que la maquina imprima únicamente la boleta, y que el conteo sea manual. El oficialismo quiere que la boleta incorpore algún sistema, ya sea chip o código QR, lo establecerá la Justicia, y el que el conteo sea prioritariamente electrónico, y un muestro general en vía manual.

Cambiemos aspira a poder tratar la reforma en el recinto el próximo miércoles. Una vez aprobado regresaría con los cambios a Diputados, que ratificarían o rechazarían las modificaciones en diciembre, en sesión extraordinaria.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés