El Economista - 70 años
Versión digital

lun 20 May

BUE 7°C

Renunciaron dos funcionarios de Trabajo

07 diciembre de 2016

Marino Calcopietro, quien se desempeñaba como subdirector nacional de Relaciones del Trabajo, y Raúl Ferrara, a cargo de la Dirección Nacional de Fiscalización, oficializaron ayer sus renuncias a los cargos que ocupan en el Ministerio de Trabajo de la Nación. Se trata de funcionarios que formaron parte del gabinete de Oscar Cuartango, quien fue ministro de Trabajo de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires, y que fueron conservados luego por el gobierno de Cambiemos, que los redireccionó hacia la órbita nacional bajo las órdenes de Jorge Triaca.

Las decisiones llegaron luego de que el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, encabezado María Eugenia Vidal, denunciara a Calcopietro, por los delitos de “abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsificación de documento público”.

La presentación, hecha por el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, se remite a su paso por la dirección de Relaciones Laborales de la provincia y se basa en presuntas irregularidades en el otorgamiento a varias empresas de transporte de pasajeros de los certificados semestrales que requieren para poder operar. Según el texto presentado, esos trámites fueron completados incluso cuando las compañías no cumplían con las obligaciones laborales, previsionales y de la seguridad social que les son exigidas como requisito.

Conocida la denuncia, Calcopietro aseguró que se trata de “falsas acusaciones” y que “no existió ninguna connivencia con empresas de transporte”. Sobre los certificados en cuestión, aclaró que “siempre se emitieron cumplimentando los requisitos previamente o en forma posterior, teniendo en cuenta la realidad de la situación que amerita que las empresas de transporte deban funcionar por ser un servicio esencial que se le brinda a la población”. “De otra manera ?alegó?, por un trámite burocrático, se paralizaría todo el transporte público en la provincia de Buenos Aires”.

Frente a este episodio, Calcopietro decidió apartarse de la función “para no entorpecer la causa”.

Por otro lado, ayer oficializó su renuncia frente a los empleados a su cargo Raúl Ferrara, director nacional de Fiscalización del Ministerio de Trabajo. Según pudo saber este diario, la decisión se dio en rechazo de la denuncia hecha sobre Calcopietro, amigo personal de Ferrara. “Se cruzó un límite”, dijo informalmente en su lugar de trabajo. Ferrara señaló que si bien en diciembre de 2015 le había sorprendido “el grado de apertura del Gobierno al convocarlo” a pesar de provenir de otro espacio político, no podría tolerar ahora que un “amigo” quede “envuelto en una operación”.

Tras recalar en la Unidad Fiscal de Investigaciones Nº 7 de La Plata, a cargo de Virginia Bravo, la denuncia fue remitida al fiscal de Delitos Complejos platense, Jorge Paolini. La causa será seguida por el juzgado de Garantías N°5, que encabeza Marcela Garmendia.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés