El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 18°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 18°C

Reforma electoral: se confirman modificaciones

El proyecto, que tuvo un leve retraso en su tratamiento legislativo, podría contar con dictamen el jueves, con cambios.

16-08-2016
Compartir

Recién el jueves podrá el oficialismo contar con certezas acerca de la reforma electoral. Aceptaría modificaciones de la oposición y apuntaría a juntar las firmas para aprobar dictamen y elevar el debate al recinto para apurar un tratamiento que sufrió retrasos en los últimos días. Entre otros motivos, por la sesión especial de la semana pasada y la visita del ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, hoy, en un plenario de cuatro comisiones en la Cámara Baja.

Entre los puntos más cuestionados, el oficialismo aceptaría quitar del texto original la modificación en las elecciones primarias que le impide al elector poder votar a más de una agrupación. Este punto ocasionó reparos de los partidos más chicos, como también movimientos provinciales o municipales. De suceder, las primarias quedarían casi intactas en esta reforma política. A pesar de no haber sido uno de los primeros puntos en el inicio del armado del proyecto, se sumó más tarde a partir de “colaboraciones” de especialistas y era aún más ambiciosa. El Gobierno quería quitarle la obligatoriedad a esta instancia, pero debió dar marcha atrás por el rechazo de sus aliados en Cambiemos, la UCR y la Coalición Cívica. De los pocos puntos que quedarán, con respecto a las primarias, consiste en que en las próximas contiendas para elegir presidente, la categoría del vice no deberá figurar en las PASO, y podrá ser nombrado recién para las generales. A pesar de ser criticado por algunos diputados radicales, quedaría en el dictamen. Entre algunos aportes escuchados en los debates parlamentarios, se propuso que el candidato a vice tenga que emerger de las listas de la agrupación, como competidor dentro del frente o como electo en algún cargo legislativo, para así contar con la legitimidad del votante.

La modalidad de votación es el que genera más expectativa y en la que Cambiemos ofrece más resistencia, a pesar de no estar especificado en el proyecto cuál será el mecanismo a utilizar, como pretende el presidente Mauricio Macri, en las elecciones legislativas del próximo año. La duda es entre Boleta Unica Electrónica (BUE) y voto electrónico; y sería el primero con más chances de avanzar. Los dos recibieron críticas y alertar de especialistas invitados. “La experiencia salteña” habría calado entre los bloques de la oposición y será otra de las modificaciones más trascendentes, que apuntan a la gradualidad de la implementación del sistema. Según Alejandro Tullio, ex titular de la Dirección Nacional Electoral, “la implementación gradual es razonable por la magnitud del cambio y la complejidad del proceso” y consideró que “gradualidad es comenzar por distritos sin elección local de medio término o sin simultaneidad”. La iniciativa permite el uso de las boletas de papel en caso de no que se pueda utilizar el mecanismo electrónico, pero la oposición buscaría fijar un cronograma de aplicación.

El proyecto, deberá ser aprobado por mayorías especiales ambas Cámaras del Congreso, 129 escaños en Diputados y 37 en el Senado.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés