El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 Jun

BUE 11°C
Versión digital

jue 30 Jun

BUE 11°C

Perotti recuperó Santa Fe para el peronismo

17-06-2019
Compartir

Omar Perotti le ganó la pulseada al socialista Antonio Bonfatti y se convirtió en el nuevo gobernador de la provincia de Santa Fe. Con el peronismo unido detrás de su candidatura en el frente Juntos, el senador nacional obtuvo el 40,52% de los votos, cuatro puntos más que el dirigente socialista, que con el Frente Progresista Cívico y Social sumó 36,34%. “Esta Santa Fe tiene una raíz y tiene un compromiso federal, somos parte de la región centro y vamos a tener un protagonismo. Queremos enarbolar las banderas de la producción y el trabajo”, dijo Perotti en su primera intervención pública, sin hacer mención al escenario nacional.

De esta forma, el peronismo recuperó la provincia, luego de tres gestiones socialistas: Hermes Binner (2007-2011), Bonfatti (2011-2015) y Miguel Lifschitz (2015-2019). Había gobernado la provincia desde 1983 hasta 2007, y ahora vuelve de la mano del rafaelino. Para lograr el triunfo fue clave haber retenido el voto que en las primarias de abril había ido hacia María Eugenia Bielsa, su rival interna.

Por su parte, Cambiemos repitió su pobre performance de las PASO. Obtuvo 18% con el radical José Corral como candidato, en otra jornada sin buenas noticias para Casa Rosada.

En el Frente Progresista, el consuelo llegó por el lado de las dos intendencias más importantes de la provincia. En Santa Fe, se impuso el socialista Emilio Jaton por diferencia abultada por sobre el radical Albor Cantard, mientras que en Rosario, el radical Pablo Javkin le ganó el duelo muy ajustadamente al peronista Roberto Sukerman. Cambiemos se tuvo que contentar con la lucha por el tercer lugar con Roy López Molina, muy lejos de la pelea de fondo.

Una de las clave del triunfo de Perotti estuvo en el fuerte crecimiento del peronismo en Rosario, habitualmente ajena. En tanto, el Frente Progresista sufrió la partida de un sector importante del radicalismo, que jugó en Cambiemos. Esto también tuvo su costo para los radicales: se quedaron sin la intendencia de la ciudad capital, que gobernaban desde había 12 años.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés