El Economista - 70 años
Versión digital

dom 04 Dic

BUE 25°C
Versión digital

dom 04 Dic

BUE 25°C

PBA: la primera sección muestra la mayor paridad entre candidatos

Representa casi un tercio del padrón: Cambiemos y el kirchnerismo pelean arriba y 1País se hace más fuerte

25-07-2017
Compartir

 Por Néstor Leone

El presidente Mauricio Macri estuvo ayer en Villa Bosch, partido de Tres de Febrero. Visitó obras del nuevo Metrobus-Ruta 8 junto al jefe comunal del PRO, Diego Valenzuela, y la segunda precandidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires, Gladys González. Un rato antes, la gobernadora María Eugenia Vidal y el primer candidato a senador por el oficialismo, Estaban Bullrich, recorrieron Villa Adelina, en el partido de San Isidro. Mientras que el tercero en la lista para ocupar un escaño en la Cámara Baja, Guillermo Montenegro, estuvo en Los Polvorines, municipio de Malvinas Argentinas. Pero no sólo Cambiemos puso la mira en la primera sección electoral en las últimas horas. El precandidato a senador nacional por 1País, Sergio Massa, estuvo en Pilar, otro de los 24 partidos que componen el conglomerado electoral.

Es que “la primera” es una llave para disputar la provincia. Por el peso demográfico que tiene y por la presencia en condiciones medianamente competitivas de los tres principales espacios. En sus municipios habitan casi un tercio del padrón electoral bonaerense, muy cerca en población de la tercera sección, el más poblado, y bastante lejos de la quinta. Y en este espacio geográfico, tanto Cambiemos como Unidad Ciudadana y 1País consideran que tienen chances de llegar a la cima del podio. Y hasta el Frente Justicialista Cumplir, aún con rezago, muestra números por encima de su media en la provincia. Más allá de los matices y algunas diferencias en el orden, buena parte de las encuestas de opinión ratifican este escenario.

Apuestas

La distribución de poder en los municipios muestra que los espacios, como punto de partida, tienen razones para reafirmar sus chances de una buena performance. En la sección, Cambiemos tiene a su cargo diez municipios, Unidad Ciudadana gobierna ocho, el Frente Renovador administra en dos (luego de resignar la intendencia de San Miguel, a manos de Vidal), dos son intendentes que respaldan a Florencio Randazzo mientras que José C. Paz es el distrito del precandidato Mario Ishii, que compite con el chivilcoyano en primarias del justicialismo. Los números de 2015, a su vez, también sirven como antecedente en ese sentido. Tanto en las presidenciales, como en las legislativas. Massa hizo su mejor elección en esta sección, de la que es oriundo, y Daniel Scioli, aun ganando sobre Mauricio Macri, no pudo sacar la ventaja que esperaba y necesitaba.

La apuesta del oficialismo tiene sus razones en la necesidad de revertir o neutralizar en la sección el escenario mucho más adverso que afronta en la más populosa tercera. En la esa evaluación consideran que, si bien la composición demográfica es heterogénea, de todos modos resulta “más favorable” a Cambiemos. En términos concretos apunta a consolidar su presencia en los distritos donde gobierna. De esos nueve intendentes, tres son radicales (Campana, San Isidro y Suipacha), tres pertenecen al PRO (Morón, Tres de Febrero y Vicente López), dos a espacios vecinalistas aliados (General Rodríguez y Luján) y uno al peronismo en Cambiemos (San Miguel). Seis de ellos, conquistados en 2015. De ahí, también, la necesidad de mejorar la composición de los concejos deliberantes, desfavorable en la mayoría de los casos y sujeto a constantes y esquivas negociaciones.

Disputas

Para dejar en claro la importancia de la sección, Cristina Kirchner hizo su primera aparición luego de confirmar su precandidatura en San Martín, el partido que gobierna el intendente randazzista Gabriel Katopodis. El jefe comunal era uno de los principales referentes del extinto Grupo Esmeralda, junto a Juan Zabaleta, de Hurlingham; Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, y varios más. Los dos Esmeraldas de la primera mantuvieron su distancia con la expresidenta. Los de la tercera, donde Cristina consigue mayores adhesiones, dejaron de lado sus recelos para terminar apoyando abiertamente a la expresidenta.

En este realineamiento de piezas, Cristina logró sumar a la totalidad de los integrantes del también extinto Grupo Fénix. Entre ellos, Gustavo Menéndez, de Merlo; Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas; Juan Ignacio Ustarroz, de Mercedes; y Ariel Sujarchuk, de Escobar, entre ellos. Y hasta el “barón” Alberto Descalzo, de Ituzaingó, se acopló a la estrategia de Unidad Ciudadana. Por fuera del Partido Justicialista. Con Randazzo quedaron Katopodis y Zabaleta. Con problemas en sus distritos por la baja performance que le conlleva llevar la boleta de Cumplir frente a opciones más potentes. Pero, a su vez, como se dijo, con una performance a senador por encima de la media. El impacto de la gestión ferroviaria de Randazzo en los municipios de la sección (donde más avances pudo mostrar) parece tener su peso. Relativo e insuficiente, pero presente.

La primera, a su vez, es la sección donde mayor peso relativo y absoluto tiene. Y donde el massismo necesita hacerse fuerte para crecer. O sostenerse. Gobierna Tigre (plataforma de lanzamiento de Massa, en manos de Julio Zamora, un aliado) y General Las Heras. Y juega a sumar más allá de sus fronteras.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés