PBA: Kicillof se anota y Magario suma chances

29-11-2018
Compartir

Uno cambia de distrito. O eso se propone. La otra busca consolidarse en el propio. Como candidatos posibles del Frente para la Victoria en la provincia de Buenos Aires. Para pelear contra María Eugenia Vidal la gobernación del distrito. Mano a mano, si se polariza como sucede con el escenario nacional o con un tercero en discordia, si el peronismo va dividido o el Frente Renovador se presenta con candidatos propios. El diputado nacional, Axel Kicillof y la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, están en carrera, pero arrancan desde puntos diferentes y no necesariamente con aspiraciones contrapuestas.

El economista y exministro de Cristina Kirchner hace unos meses viene con encuentros asiduos en algunos puntos de la provincia. El conurbano, en especial. Diputado por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, termina su mandato en diciembre de 2019 y la posibilidad de cambiar de distrito lo entusiasma. De hecho, algunas consultaron ya empezaron a medirlo. Con números favorables. En un estudio de Aresco, que circuló como reguero de pólvora a pesar de su carácter confidencial, estaba a menos de tres puntos de Vidal (38,2% a 35,4%), en una posición más que expectante. Y cerca del exministro sostienen que es el candidato que mejor se complementaría en la boleta con la senadora nacional como candidata a Presidenta.

Hasta la irrupción de Kicillof en el escenario bonaerense, el peronismo tenía en Magario una candidata que era una fija. Más allá de que el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, se mostrase con intenciones de dar pelea. Magario es la jefa comunal del distrito más poblado de la provincia, pertenece a la (clave) Tercera Sección Electoral y preside la Federación Argentina de Municipios. Además, tiene más o menos resuelta la sucesión en su distrito, sin que esto sea un dolor de cabeza: se postularía su antecesor en el cargo, el hoy diputado nacional Fernando Espinoza, que enfrentaría al actual ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro. Mientras que cerca de ella también apunta que sería bueno que sea una mujer quien enfrente a Vidal. Y tampoco descartan que la decisión de lanzar a Kicillof sea un intento de sectores cercanos a Cristina para negociar en mejores condiciones espacios de poder y en las listas, pero no más que eso.

Sin candidatos confirmados todavía no empezaron los alineamientos al interior del peronismo. Magario tendría mayor apoyo entre intendentes, sus pares. Kicillof entre las estructuras militantes del kirchnerismo. Aunque se estima que también podrían ser apuestas complementarias. ¿Fórmula compartida?

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés