No hay salida perfecta para el Fondo del Conurbano bonaerense

La vía que se adopte para solucionar el reclamo bonaerense afectará entre 2% y 9% a las demás provincias, advierte el Iaraf

13-06-2017
Compartir

El del Fondo del Conurbano (FCB) es un problema de suma cero y por ende, afectará necesariamente a alguna de las partes involucradas. Así lo advierte un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), que indica que cualquier solución que se le brinde al conflicto por el que el gobierno bonaerense denunció al Estado Nacional frente a la Corte Suprema, impactará negativamente sobre los recursos de las demás provincias. Al igual que la inacción en ese plano, por supuesto, mantendría el perjuicio que pesa contra el distrito gobernado por María Eugenia Vidal.

Para ilustrar esta posición, el informe evalúa cuánto ganaría o perdería cada parte involucrada si se aplicaran cinco diferentes opciones de políticas que impliquen un cambio en la distribución secundaria actual de la coparticipación.

En la actualidad, de la recaudación originada en el impuesto a las Ganancias ?una vez descontadas ciertas detracciones como las destinadas al financiamiento de la Anses? se dedica el 10% para componer el FCB, aunque con un tope de $ 650 M a partir del cual el resto es enviado a las restantes 22 provincias (CABA) también es excluida de ese excedente). A su vez, otro 4% es destinado a esas mismas 22 jurisdicciones a través de un Fondo de Obras de Infraestructura. En 2017, por caso, por el FCB se destinarán $ 650 M para la provincia de Buenos Aires y $ 53.024 M para las demás provincias, mientras que por el fondo de infraestructura se repartirán otros $ 21.210 M.

Juego de suma cero

A partir de ello, una primera posible solución, según el Iaraf, sería dedicar la totalidad del 10% a la provincia más populosa del país a través de la eliminación del tope al FCB, manteniendo el Fondo de Obras de Infraestructura para las demás jurisdicciones. En este caso, las 22 provincias excluidas del FCB perderían 9% de la coparticipación estimada para este año, mientras que la PBA ganaría 38,1%.

Una segunda alternativa sería mantener el FCB sin tope y el fondo para obras, pero distribuyéndolo según los coeficientes de la coparticipación entre las 23 provincias. En ese caso, la ganancia de la PBA sería menor (11,7%), aunque seguirían viéndose afectadas las demás, con una caída de 2,8%.

La tercera vía para la solución del problema, según el informe, sería distribuir el FCB según los coeficientes de coparticipación entre las 23 provincias y mantener a la PBA excluida del fondo de infraestructura. Así, la ganancia del Estado bonaerense sería todavía menor, de 8,4%, pero también lo sería la merma para el resto, de 2%.

Siguiendo con el ejercicio, Iaraf explora una cuarta vía, que consiste en la eliminación del FCB y el reintegro de esos recursos a la masa coparticipable, quedando intacto el fondo de infraestructura como funciona actualmente. Así, la provincia de Buenos Aires vería mejorar 3,7% sus recursos de coparticipación y la ciudad homónima, en 4,8%, mientras que el resto de las provincias perdería 5,2% (en 1,9% si se contabiliza dentro de este pelotón a la administración porteña).

Finalmente, una quinta posibilidad implicaría eliminar ambos fondos y disolverlos en la coparticipación. Así, la PBA ganaría fondos por 5,4% y la Ciudad, 6,8%, mientras que las 22 provincias restantes restarían 7,3% y las 23 (sumando a la CABA), 2,7%.

Por otra parte, mientras en las tres primeras soluciones, la Nación no sufría ninguna modificación en sus recursos, sí ganaría fondos en los dos últimos, dado que “al reconfigurarse la masa coparticipable bruta, el nivel nacional tendría margen para una mayor participación”, señala el Iaraf.

De todo esto, concluye el informe, “lo que resulta evidente, es que en cualquiera de los casos, la recuperación de participación de la provincia de Buenos Aires en la distribución del producido del impuesto a las Ganancias necesariamente implica una resignación del resto de las provincias, que se encuentra entre el 2% y el 9% de la coparticipación anual estimada para este año, según el escenario de política que se plantee”, por lo que “es evidente que no será sencillo alcanzar un consenso” para resolver conflicto, “dada la puja distributiva que va a significar”.

Como señalaba la Corte Suprema en el fallo en el cual convocó a las provincias a opinar sobre el tema, el del Fondo del Conurbano es un tema nacional, y no únicamente bonaerense.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés