El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 12°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 12°C

Malcorra y Cabrera escucharon (pero no dieron pistas)

30-08-2016
Compartir

En el seminario “La industria latinoamericana: ¿Cuál es el rol de China?” dijeron presente la canciller Susana Malcorra; el ministro de Producción, Francisco Cabrera; el secretario de Transformación Productiva, Lucio Castro y Martín Echegoyen, secretario de Industria. Fueron ellos los encargados de defender la posición oficial y escuchar el pedido de los empresarios y los expertos.

En su ponencia, Cabrera afirmó que el país se integrará comercialmente al mundo de “manera inteligente” y resaltó que “bajo ningún aspecto se sacrificará el crecimiento y el desarrollo de la industria argentina”.

“Nuestro Gobierno es abierto, escucha, dialoga y estamos abiertos a todas las propuestas que tiendan a proteger a la industria nacional”, señaló Cabrera durante el cierre del seminario. Si bien reconoció que el rol de China “es muy importante en la economía mundial, nuestro eje está en avanzar con el Plan Productivo Nacional, que permitirá generar más y mejor empleo”.

Cabrera remarcó que “Argentina es un país con baja productividad por los costos de capital, los laborales y los impositivos y, por lo tanto, necesariamente tenemos que ir a una reforma tributaria”.

“Tenemos una estrategia clara que es dentro de las pautas de integración con el mundo, cumpliendo con las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), hemos regularizado el comercio internacional”, indicó.

En tal sentido, añadió que “seremos cautelosos en todo lo que tenga que ver con las industrias sensibles de manera que esa integración sea gradual y proteja el empleo argentino”. Cabrera también hizo hincapié en la importancia de establecer “una plataforma única con el Mercosur, que será indispensable para celebrar los acuerdos”.

A su turno, Malcorra aseguró hoy que “hay una oportunidad” para Argentina y la región de aumentar el intercambio comercial con China, pero remarcó que para ello es preciso “entender dónde están las ventajas competitivas”, y puntualizó que “eso no se resuelve exportando soja o productos básicos, sino armando un esquema de exportación e importación que se monte en una cadena de valor más alta”.

Subrayó que, a nivel empresario, “debe haber un proceso de inversión en el conocimiento de cómo vincularse con China”, y puntualizó que “comprender su visión estratégica es un diferencial importante en cuanto a su relacionamiento”.

“Si comprendemos su visión, sus tiempos y sus oportunidades, entonces se podrá facilitar la relación con China”, afirmó Malcorra, quien señaló que “la integración es un factor importante de fortalecimiento de la vinculación con China” y consideró que “el portafolio de productos en la relación con China es muy limitado”. Hay que ampliarlo, dijo.

Por su lado, Castro destacó que “China es un socio importante y esencial de Argentina”, remarcó que “se ha convertido en una importante fuente de inversiones” y subrayó (al igual que Cabrera) que el Gobierno abocado a la puesta en funcionamiento del Plan Productivo Nacional, que tiene por objetivo “aumentar la competitividad, bajar los costos, y mejorar la infraestructura”. China, concluyó, “plantea un desafío y una oportunidad para Argentina”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés