El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 13°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 13°C

Macri y Vidal, con eje en el conurbano

18-10-2016
Compartir

Entrega de ambulancias y puesta en marcha del desembarco de fuerzas de seguridad federales. Esta vez el acto que reunió al presidente Mauricio Macri, recién llegado de su visita a El Vaticano, con la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, no fue en el conurbano, precisamente. Si no, en la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias, en la porteña calle Jerónimo Salguero. Aunque el conurbano resultase omnipresente. Ante las alertas que señalan focos de conflictividad mayores. Ante la necesidad de conquistar políticamente un territorio que, según las encuestas de opinión, resulta el más hostil para Cambiemos.

Allí, el presidente Mauricio Macri sostuvo que el desembarco de fuerzas federales “está ligado a la lucha contra el narcotráfico”, que es un “tremendo problema que estamos sufriendo”. Desde ayer, unos 1.200 efectivos de Gendarmería, Prefectura Naval y Policía Federal comenzarán a desplegarse en las zonas de mayor inseguridad. Principalmente, los partidos de Lanús, Avellaneda, Lomas de Zamora y Quilmes, los cuatro distritos con los que arranca el programa, a razón de entre 280 y 300 efectivos cada uno. Hasta que el 5 de diciembre abarque a treinta y tres distritos bonaerense. Aunque no tendrán puestos fijos, la promesa del Gobierno es que se muevan dentro de las fronteras de cada municipio. “Estamos trabajando muy en conjunto con la provincia y la Ciudad en el área metropolitana”, dijo el jefe de Estado, con Vidal a su lado.

Respaldo

En el mismo acto, también hizo entrega de 40 ambulancias a la provincia y no se privó de elogios a la gobernadora. “Está lista para todas estas batallas de cara al futuro”, dijo. Y la respaldó ante las amenazas recibidas tras el incendio intencional de un tribunal de San Martín. “Estamos todos con la gobernadora”, dijo. “Hay mucha gente que no quiere que el cambio progrese”, señaló, luego, el jefe de Estado y admitió que la amenaza se debe a que “hay mucha gente que se ha acostumbrado a creerse los dueños del país y en este cambio nadie es dueño de la Argentina y cada ciudadano tiene derecho a progresar y eso es lo que estamos construyendo”. Vidal, a su turno, agradeció “el apoyo fundamental” del Gobierno Nacional para tratar de solucionar “el enorme déficit” provincial en materia de ambulancias. “Sientan que cuando tengan un problema vamos a estar ahí, más que un apoyo a la gobernadora esta es una tarea de cuidado a los vecinos”, afirmó Vidal y retribuyó los elogios a Macri por “ponerse a la cabeza” del problema y “a todo su equipo”.

Acuerdo

En el acto, el presidente Macri también expresó su confianza en que la mesa de diálogo convocada para mañana entre el Gobierno y la CGT se desarrolle con actitud “constructiva, inteligente y prudente” que permita, según sus palabras “ir resolviendo cualquier obstáculo para generar empleo”. Tras la reunión del jueves último con la conducción de la central obrera, el gobierno nacional, a través del Boletín Oficial, formalizó el llamado a una mesa tripartita de diálogo en la que será debatida, entre otros temas, la posibilidad del pago de un bono extraordinario de fin de año para trabajadores estatales y privados.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés