El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 24°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 24°C

Macri con Vidal para apuntalar su imagen en el conurbano

Estuvieron juntos en una planta industrial en La Matanza, zona de predominio peronista. Los ecos del proyecto para dividir el distrito.

30-08-2016
Compartir

Los presentes sabían que era un acto especial. Por un lado, era la primera escala del presidente Mauricio Macri en el marco de un itinerario previsto de mayor aproximación al más adverso conurbano bonerense. Junto a la gobernadora de la provincia, María Eugenia Vidal, con números de imagen más positivos que el Presidente. Por el otro, porque en la planta embotelladora Manaos iban a estar presentes algunas figuras del peronismo local con las que el Gobierno tuvo algunos roces discursivos. Y, también, por la existencia de un proyecto para subdividir el distrito en cuatro partidos, iniciativa sobre la que se volvió a discutir en los días pasados y sobre la que no está de acuerdo el oficialismo matancero.

Allí, Macri se refirió a la marcha de su gobierno, cuestionó a “aquellos que a diario están enojados y queriendo pelear”, convocó a los trabajadores a tener “un compromiso con la cultura del trabajo” y a la gobernadora bonaerense, a quien elogió y de quien pretende rescatar su buena performance en la mayoría de los sondeos de opinión. “Vinimos a La Matanza para quedarnos, para estar cerca y resolver. Es un compromiso no sólo de su gobierno sino que es un compromiso del Gobierno Nacional, que se extiende a todo el país”, dijo Macri en un pasaje de su discurso.

“Podemos estar equivocados, pero si la mayoría hemos decidido un cambio en democracia, es porque creemos que hay un futuro mejor para todos y que el camino no es agredir y confrontar”, sostuvo Macri, en una clara referencia al kirchnerismo y la “Marcha de la Resistencia” del sábado pasado. A pocos metros estaban la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, y su antecesor y actual presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza.

División

“Tenemos que demostrar que la Argentina no termina en la General Paz, sino que tal vez comienza esa verdadera Argentina que tanto amamos”, señaló Macri, para luego elogiar a la compañía que fabrica Manao. Previo a las palabras de Macri, la gobernadora Vidal formuló anuncios sobre la empresa Cresta Roja y reiteró sus duras críticas al kirchnerismo por su gestión en la provincia de Buenos Aires. Vidal enumeró obras pendientes en el distrito matancero y señaló que “no se trata de cortar cintas o de hacer grandes actos, sino de hacer lo que no se ve” y remató: “La Matanza no es del Presidente, no es mía, ni de nadie, ni de mi equipo en la provincia, no es de su intendenta. La Matanza es de sus vecinos, como la Argentina y sus provincias, que son de sus vecinos y no de ningún político”.

Las referencias podían leerse en el marco de la presencia en territorio adverso y con varios cruces como antecedentes. Con la intedenta Magario, especialmente, sobre la conflictividad social. Pero también en el marco de la iniciativa del GEN a la que se acoplaría el oficialismo para subdividir en distrito en cuatro partidos. Uno que mantendrá ese nombre y las intendencias de Los Tapiales, Gregorio de Laferrère y Juan Manuel de Rosas, según la iniciativa impulsada por el jefe del bloque de diputados bonaerense del GEN, Marcelo Díaz, que busca dictamen favorable en la comisión de Asuntos Municipales de la Cámara Baja provincial y que tendría apoyos en el Frente Renovador.

Conflictos

El Presidente se refirió también a los gremios docentes, que dispusieron para el jueves próximo un paro nacional y la realización de marchas en todo el país. “Nos cuesta creer que los gremios decidan caer en paros, que lo único que hacen es afectar más ese compromiso de crearles herramientas a nuestros chicos para que tengan realmente acceso a un mejor futuro”, dijo. “A nosotros nos toca el rol de conducción política; trabajar entendiendo que no somos los protagonistas, que cada argentino es el protagonista, que nuestra tarea es servir y simplificarle la vida a la gente, con honestidad y claridad, haciendo fundamentalmente lo que no se ve”, enfatizó, al dar cuenta de su “compromiso” para una mejora de la educación pública, agregó. El jefe del Estado se refirió luego al Poder Judicial, al pedir que “nuestros jueces sigan comprometidos con defender el valor de la ley respecto a las libertades de todos los argentinos, que tienen el derecho a progresar, todos informándonos de lo que pasa, compartiendo ese valor central que es realmente confirmar el rumbo en el cual, insisto, estamos comprometidos la mayoría de los argentinos”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés