El Economista - 70 años
Versión digital

mar 16 Ago

BUE 10°C
Versión digital

mar 16 Ago

BUE 10°C

Macri pidió esfuerzo y trabajo en equipo

30-11-2016
Compartir

Dos actividades con discursos en sintonía, más allá de los interlocutores y la puesta en escena. A orillas del río Salado, en General Belgrano, y acompañado por la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, al inaugurar obras de dragado para varios municipios. Y en Casa Rosada, junto al equipo argentino que conquistó por primera vez para el país la Copa Davis de tenis, al ofrecerles la bienvenida al país y el homenaje. En ambas, el presidente Mauricio Macri ponderó los esfuerzos y reivindicó el trabajo en equipo. Casi como reafirmación de principios ligados a su habitual vocabulario político. Casi como un anticipo de lo que le pedirá a su gabinete, el jueves próximo, en el retiro espiritual que los reunirá en Chapadmalal con sus funcionarios. Para evaluar el año de gestión. Y para solicitar mayor eficacia en la tarea.

“La Argentina está saliendo por el camino del progreso y del futuro”, dijo en el acto con Vidal. Pero remarcó que la recuperación vendrá “con esfuerzo” y “no de un día para el otro”. “No hay que engañarse, hay que decir la verdad. Yo creo en ustedes y sé que somos un pueblo fuerte que acepta este punto de partida y que de acá se sale con esfuerzo”, señaló. Y puso como ejemplo al equipo de la Copa Davis, que recibiría un par de horas más tarde. “No tenemos top ten, como hemos tenido en otras ocasiones. Sin embargo, esa química, esas ganas, ese respeto, esa humildad puso a la Argentina al tope del tenis mundial”, señaló. “Las máquinas están en marcha en todo el país, en todas las provincias de la Argentina”, insistió y subrayó las obras en marcha a través del Plan Belgrano, “el eje fundamental” de esas obras.

Actividades

“Las obras deben volver a ser un sinónimo de alegría, y nunca más de estafa, corrupción y mentira”, dijo el Jefe de Estado, en General Belgrano. “Hace veinte años había un plan maestro para encarar estas obras, sin embargo no se hizo nada, y eso da un poco de bronca, porque podríamos haber aprovechado este plan y evitar que la gente sufra las inundaciones”, subrayó el mandatario al indicar que “comienza una nueva etapa” en la que el Salado “volverá a ser una bendición” aunque advirtió que no será “de un día para otro porque las obras llevan su tiempo”, acompañado de Vidal, Frigerio, el secretario de Obras Públicas, Daniel Chaín, y el intendente local, Osvaldo Dinapoli, entre otros funcionarios. Más tarde, ya en Casa Rosada, y ante Juan Martín Del Petro, Federico Delbonis y el resto de los integrantes de la Davis, volvió a remarcar la “importancia del trabajo en equipo, el esfuerzo de cada uno al servicio del conjunto, y la humildad”, y sostuvo que “esto es lo que necesita el país, que cada uno saque lo mejor de sí mismo y lo ponga al servicio de la sociedad”. Y resaltó lo importante de entender “que es tan importante ser todos parte de una gran máquina que logra ese resultado en beneficio de todos, que el conjunto sea lo que privilegie sobre la individualidad”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés