El Economista - 70 años
Versión digital

dom 25 Feb

BUE 25°C
Conferencia

Los gobernadores enviaron mensajes a Javier Milei ante la Unión Industrial Argentina

La UIA celebró su Conferencia Industrial con la participación de Axel Kicillof, Raúl Jalil y Alfredo Cornejo, entre otros. El gobernador de Buenos Aires aprovechó para señalar sus diferencias con La Libertad Avanza.

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof.
El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof.
30 noviembre de 2023

La Unión Industrial Argentina (UIA) realizó este jueves en el Centro de Convenciones de Buenos Aires, la 29 Conferencia Industrial bajo el lema "Hay industria, hay futuro". El evento se desarrolla en medio de la transición entre el Gobierno saliente y el de Javier Milei que comenzará el próximo 10 de diciembre. El presidente electo no asistió al cierre de la jornada, aunque sí hubo enviados de La Libertad Avanza, tales como Diana Mondino y Guillermo Francos

El titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja, emitió un mensaje para Milei diciendo que "la industria espera anuncios y señales claras", y argumentó que "sin estabilización macroeconómica nada puede crecer en Argentina más que la inflación y los problemas". 

Kicillof por la estabilidad con desarrollo

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof participó del encuentro y en su exposición buscó poner en valor los números de su gestión al contrastarla con la de la exgobernadora de Cambiemos, María Eugenia Vidal, y destacar la importancia de la industria en su distrito.

"La provincia de Buenos Aires es el corazón industrial de Argentina" afirmó el mandatario. Y explicó que el territorio representa "el 50% del producto industrial del país". 

En su diagnóstico sobre el distrito, señaló que "el producto geográfico de la provincia cayó 5,5 puntos en esos cuatro años" en los que gobernó Juntos por el Cambio. Subrayó que no solo fue una "caída histórica", sino también un "industricidio". 

Kicillof comparó la gestión de Vidal con la propia, afirmando que con Unión por la Patria la provincia experimentó "cuatro años de reindustrialización". 

"Fue producto de determinadas políticas, no fue magia. Es más, estos cuatro años hubo pandemia, guerra, sequía y todo lo que quieran agregar, y recuperamos prácticamente todo lo perdido en los cuatro años de políticas neoliberales de desindustrialización", concluyó.

El gobernador bonaerense es una de las figuras más relevantes que tendrá Unión por la Patria de cara al gobierno de La Libertad Avanza. Kicillof estará al mando de la provincia más populosa del país y su apoyo electoral podría aportarle un gran protagonismo en el partido. 

Por ese motivo, el mandatario busca mantener el carácter del justicialismo y diferenciarse tanto de La Libertad Avanza como de Juntos por el Cambio. Sin embargo, el choque con la próxima administración deberá mantenerse moderado y asegurar cierto diálogo que le permita alcanzar acuerdos a fin de lograr una buena gestión provincial. 

En ese sentido, Kicillof sostuvo: "Coincido con el valor de estabilidad, pero no toda estabilidad es igual para la industria". Y detalló que "hay que buscar la estabilidad, pero también un régimen macroeconómico favorable al desarrollo".

Con cierta cautela, el mandatario cuestionó los efectos de las medidas anunciadas por el próximo gobierno, pero no hizo mención a ninguna de ellas en específico. Además, hizo notar las diferencias que existen entre Milei y Kicillof en el plano económico: mientras que el presidente electo aseguró en otras entrevistas que el gobierno de Carlos Menem fue "el mejor", el gobernador expresó sus dudas respecto a la reversión del modelo de los '90.

En esa línea, Kicillof dijo: "La convertibilidad fue estabilidad macroeconómica, pero la tasa de interés del 20 por ciento, la apertura de importaciones y las tarifas dolarizadas, generaron desindustrialización".

También sostuvo que "los procesos de libre mercado no aseguran ni el federalismo ni la distribución equitativa a nivel territorial, ni una distribución del ingreso". Por eso, agregó que en la próxima gestión habrá "cosas por defender, como las políticas públicas, nacionales y provinciales, de obras públicas y energética".

El radicalismo se diferenció 

El gobernador electo de Mendoza, Alfredo Cornejo, aprovechó su tiempo para diferenciarse de Kicillof. En referencia a las críticas a la gestión de Juntos por el Cambio, Cornejo dijo: "En eso no coincido con Axel, miremos para adelante".

En ese sentido, señaló como prioridad "tener orden macroeconómico porque a la industria lo que más les perjudica es no tener las reglas de juego claras". 

"Las reglas del juego, en general, las pone el Estado nacional. Tenemos que entrar en ese proceso de orden. Orden macro es superávit fiscal, superávit comercial... Ahí, algunas provincias volaban y crecían por encima de la Nación", subrayó. 

Y continuó: "A las provincias lo que más los favorece es que ese orden va a sacar lo mejor de las empresas que ya hay y las que se pueden instalar. Mendoza tiene mucho que aportar en los tiempos que vienen. Ahí aparecen los instrumentos de política económica provincial".

Cornejo y Kicillof dejaron en evidencia dos visiones. Para el gobernador de Mendoza no habrá desarrollo industrial sin estabilidad macroeconómica. Para el de Buenos Aires, la estabilidad sin políticas que alienten la producción industrial tampoco es la solución. Los industriales presentes coincidieron en que ambos tienen algo de razón.  

Optimismo en Catamarca

A su turno, el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, manifestó una visión optimista para el futuro de la industria en Argentina y aseguró que el país tiene "la gran oportunidad para terminar con la cultura de la polémica" para reemplazarla por el "diálogo". 

Además, resaltó la importancia de la creación del empleo privado y sostuvo que "el gas, el petróleo y la minería nos van a dar las divisas para estabilizar la macroeconomía".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés