El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 8°C
Proyecto

La "Ruta del Cereal": se necesitan obras para potenciar la producción

Las nuevas condiciones climáticas marcan que un programa de asistencia integral, y menos burocrático, es lo que los productores necesitan. ¿O el campo solo es socio en las ganancias?

La provincia de Buenos Aires necesita también de la continuidad de una obra troncal, como lo es el Plan Maestro Integral del Río Salado.
La provincia de Buenos Aires necesita también de la continuidad de una obra troncal, como lo es el Plan Maestro Integral del Río Salado.
Silvina Vaccarezza 22 marzo de 2024

En tiempos de crisis y escasez de dólares, el campo reúne todas las condiciones para marcar la senda del crecimiento de Argentina. Sin embargo, años de desinversión y políticas fallidas (algunas por desconocimiento y otras por prejuicio), hicieron que toda la cadena agropecuaria aún no pueda producir y exportar en su máximo potencial.

Porque para que eso pase, se necesitan políticas y medidas claras, de consenso, que logren mantenerse en el tiempo y marquen un norte fijo para los productores. También se requiere de la continuidad de obras que faciliten la inversión y generen las condiciones para que producir y trasladar esa producción no sea una odisea en nuestro país.

Y en ese sentido es que en el interior de la provincia de Buenos Aires se necesita, entre otras obras, de la culminación de la pavimentación de la "Ruta del Cereal", obra clave que requiere una intervención sobre un total de 47,4 kilómetros, en el tramo comprendido entre la Ruta Nacional N° 33 y Salazar.

La región abarca cuatro distritos que comprenden las localidades de Mones Cazón (Pehuajó), Salazar (Daireaux), Girodías (T. Lauquen), Trongé (Guaminí) y Garré (T. Lauquen y Guaminí), con un área de influencia de más de 600.000 hectáreas donde se producen soja, maíz, girasol, trigo y aproximadamente unas 250.000 cabezas de ganado, además de la producción tambera. 

Este pedido, que realicé formalmente en la Cámara de Diputados bonaerense, se sustenta en que esta obra es fundamental para potenciar la producción agrícola y ganadera de la región. Es una ruta que muchas veces se prometió y que lamentablemente los vecinos y productores fueron testigos de esas promesas incumplidas.

De hecho, en plena campaña para las legislativas del 2021, el gobernador Axel Kicillof anunció en Guaminí el llamado a licitación para esta obra, por un monto de más de $1.900 millones. "Nuestra tarea es terminar las obras: no nos gustan las cosas a medias, hay que empezar las obras y hay que terminarlas", afirmaba el gobernador. 

Un año más tarde, encabezaría su comienzo (fallido), en un acto que contó con fuerte presencia de ministros y funcionarios. "Estamos dando inicio a una obra que presentamos a mediados del año pasado y que fue demandada durante décadas por la comunidad y las entidades rurales de la zona", afirmó Kicillof. Y agregó: "Venimos de una etapa de muchas promesas incumplidas. Siempre hablamos de prioridades y las estamos cumpliendo con hechos, no con palabras".

Las promesas del gobernador volvieron a ser una desilusión para una región ampliamente postergada, que está alejada de los imanes de la política popular y de las cámaras de televisión.

Reglas claras

Y si hablamos de generar las condiciones para alentar y proteger la producción, la provincia de Buenos Aires necesita también de la continuidad de una obra troncal, como lo es el Plan Maestro Integral del Río Salado, que sirve para aumentar las superficies productivas y evitar inundaciones.

Plan Maestro Integral del Río Salado.
Plan Maestro Integral del Río Salado.

El Plan Maestro Integral del Río Salado busca mitigar los impactos de las inundaciones y las sequías para recuperar entre 2,5 y 3 millones de hectáreas para la producción y potenciar el desarrollo productivo de esta cuenca. Específicamente en lo que hace a obras anunciadas hace pocos meses, el Tramo IV consta de cuatro etapas, y su financiamiento hoy está en duda.

Esta obra, que no se frenó durante la pandemia ni la sequía, es vital para potenciar el desarrollo económico y la generación de empleo. Debe ser una prioridad para los gobiernos provincial y nacional si queremos multiplicar las exportaciones y alentar el ingreso de divisas.

¿Socios?

Producir a cielo abierto significa exponerse a la posibilidad, cada vez más cierta, de perder toda la producción en tan solo horas. 

Lo que pasó días atrás en Bragado y Nueve de Julio, y lo que sucedió a fines de diciembre en Bahía Blanca, no son hechos aislados. Las nuevas condiciones climáticas marcan que un programa de asistencia integral, y menos burocrático, es lo que los productores necesitan. ¿O el campo solo es socio en las ganancias?

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés