La liga de gobernadores suma apoyos y matices

La reunión del jueves próximo, en la Casa de Entre Ríos, es un hito clave para el colectivo de mandatarios peronistas

01-08-2017
Compartir

Existe voluntad de buscar una mayor confluencia. Pero el contexto de campaña legislativa y la incertidumbre respecto de qué peso relativo podrá mostrar cada uno luego de octubre, acompasa los tiempos y pospone las definiciones. De todos modos, hay gestos concretos. La reunión del jueves próximo, en la Casa de Entre Ríos en Buenos Aires es uno de ellos. Allí se encontrarán buena parte de los gobernadores peronistas, con algunas altas confirmadas y alguna baja posible respecto del antecedente de mayo. Y allí, también, avanzarán en un temario en el que la relación con el Gobierno Nacional estará presente. Lo mismo que el debate por el reparto de recursos coparticipables, a partir del pedido de la provincia de Buenos Aires para que se le restituya importancia al Fondo de Reparación Histórica del Conurbano. Mientras que las decisiones políticas respecto del futuro del peronismo y, sobre todo, respecto del rol y el vínculo con la expresidenta Cristina Kirchner quedarán para nuevo aviso.

El mandatario pampeano Carlos Verna fue ayer una de las novedades. Confirmó su participación, luego de haberse mantenido al margen de las conversaciones previas, y ratificó sus críticas al Gobierno Nacional en duros términos. Como también adelantó su rechazo a habilitar nuevos recursos para Buenos Aires. “Yo me arrodillo ante Dios, no ante Macri”, dijo hace unos días, ante los reclamos de Cambiemos por la actitud de los diputados del justicialismo pampeano en la sesión en donde se intentó la expulsión de Julio De Vido. Gustavo Fernández Mendía estuvo ausente, mientras que Sergio Ziliotto se abstuvo.

El mandatario pampeano Carlos Verna fue ayer una de las novedades, y confirmó su participación, luego de haberse mantenido al margen de las conversaciones previas.

Esa votación, precisamente, generó controversias y nuevos matices y diferencias entre los gobernadores peronistas. Mientras que los legisladores que responden al tucumano Juan Manzur, el puntano Alberto Rodríguez Saá, el formoseño Gildo Insfrán y la santacruceña Alicia Kirchner mostraron su rechazo a la exclusión, el Gobierno esperaba una actitud más cercana a sus posiciones del riojano Sergio Casas, la catamarqueña Lucía Corpacci y el entrerriano Gustavo Bordet. El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y el de Salta, Juan Manuel Urtubey, se mantuvieron a la cabeza de los cuestionamientos contra el exministro de Cristina y, de alguna manera, aparecen como los candidatos a disputarle el liderazgo vacante al interior del peronismo de cara a las presidenciales de 2019.

Schiaretti es, precisamente, el principal impulsor del encuentro del jueves. Estuvo presente en el anterior encuentro, el 17 de mayo pasado. Y está en los preparativos de éste. Con un discurso que hace eje en “la defensa de los intereses de las provincias” ante el Estado central, críticas más frontales al gobierno de Macri y distancia mayor ante Cristina. De todos modos, Schiaretti piensa esta confluencia en una nueva liga de gobernadores como un sostén necesario de la gobernabilidad  y un espacio de oposición constructiva. Los resultados en las legislativas (los suyos, en Córdoba, y los de Cristina, en Buenos Aires) marcarán esos pesos relativos y los realineamientos posibles.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés