El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 20°C

La CGT dice que no aceptará cuotas en el bono de fin de año

25 octubre de 2016

El presidente Mauricio Macri se refirió ayer al pago del bono de fin de año acordado la semana pasada y pidió a los empresarios “que sean solidarios”, mientras que al sindicalismo le reclamó “sensatez y prudencia”. Desde la CGT, por su parte, salieron a cruzar los dichos oficiales y negaron la posibilidad de que admitir cuotas en el pago del bono.

El Presidente hizo declaraciones luego de inaugurar las obras del ramal La Matanza-Gonzalez Catán del Metrobús. Allí sostuvo que el Gobierno ya dejó “fijada su posición” y que ahora esperan que “sector por sector se negocie y se acuerde”. Macri dijo que le pidió “a los empresarios que pongan el hombro, que sean solidarios en un momento difícil y al sindicalismo que ponga sensatez y prudencia, porque estamos tratando en echar las bases para desarrollar una Argentina que va a volver a crecer el año que viene”.

Desde el triunvirato de la CGT salieron a contrarrestar lo dicho por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien señaló que durante la reunión tripartita de la semana pasada los sindicalistas habían sido “comprensivos” con los empresarios y habían admitido que aquellos que no pudieran afrontar el bono en un solo pago lo hicieran en “dos o tres”. Héctor Daer afirmó que “de ninguna manera” la central obrera aceptará que “se pague en cuotas”, ya que “de eso nunca se habló”.

Según explicó, la reunión sirvió para “generar el derecho para que se cobre antes de fin de año un bono de $2.000 pesos como base, que se puede incrementar en aquellos lugares u empresas o cámaras que lo puedan hacer”.

Por otro lado, consideró que la compensación extraordinaria responde a que en Argentina está atravesando una “emergencia social”. “Hubo un ajuste duro y hay caída del poder adquisitivo de los trabajadores. Sí aumentó la pobreza, hay menos trabajadores con empleo, hay enfriamiento del consumo y una brutal caída del poder de compra de los trabajadores, obvio que estamos peor que hace un año atrás”, concluyó.

La discusión por la entrega de un bono para los estatales, que parecía más relegada que la de los trabajadores privados, también se encuentra por estos días en plena discusión. El secretario general del gremio de empleados públicos UPCN, Andrés Rodríguez, anunció que durante esta semana se reunirá con funcionarios del Gobierno Nacional para “definir los alcances del bono, los montos y las formas de pago”.

Rodríguez sostuvo que cuenta con el “compromiso del Ejecutivo” para otorgarle a los trabajadores de su sector la compensación de fin de año y que, de acuerdo a lo hablado, “el mínimo del bono es de $2.000, después cada sector tendrá que negociar en base a su propia realidad”.

Ayer el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, anunció que los empleados del Estado provincial cobrarán un bono de fin de año en diciembre, que incluye a los empleados de todas las reparticiones públicas provinciales, de la administración central, docentes, policía, salud y jubilados. “Esta erogación significa un gran esfuerzo para el Estado, pero consideramos que se trata de una ayuda más que justa para todos los empleados de la provincia”, remarcó el mandatario, que no precisó el monto del extra que otorgarán.

El ministro de Hacienda salteño, Adolfo Safrán, señaló que la decisión busca “honrar y reconocer el esfuerzo de los empleados públicos” y precisó que “el bono será en un solo pago, no remunerativo ni bonificable”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés