La Cámara Electoral presiona al Gobierno

27-01-2017
Compartir

Ante el fracaso en 2016 de un proyecto de reforma electoral, y la proximidad de los comicios, la Cámara Nacional Electoral (CNE) estableció ayer “requisitos y condiciones para la realización del escrutinio provisorio” y recordaron la necesidad de que “se estudien posibles adecuaciones normativas que fortalezcan la calidad y la transparencia de los procesos electorales”.

Con la firma de los jueces Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via, la Cámara complementó la acordada dispuesta dos años atrás, en las elecciones presidenciales. En esta oportunidad, y ante un escenario a nivel nacional que no traerá modificaciones, la Justicia Electoral ratificó el reclamo de ser el ente que lleve a cargo el escrutinio provisorio ?como indicaba el frustrado proyecto de reforma política? pese a que “si bien no tiene relevancia jurídica a efectos de la imputación de los resultados, es incuestionable su trascendencia en la opinión pública”.

La CNE requirió a su vez, al Correo Oficial, la “adopción de mecanismos para optimizar el control de la cadena de custodia en los procedimientos de despliegue y repliegue del material y documentación electoral”, mientras que le exigió, al Ministerio del Interior, que “adopte las previsiones necesarias para evitar los retrasos en los pagos de viáticos a las autoridades de mesa”.

Durante el debate en el Congreso sobre la reforma electoral, el camarista Dalla Via había manifestado su respaldo al proyecto que, además de establecer un nuevo mecanismo de votación, la Boleta Unica Electrónica (BUE), le traspasaba el escrutinio provisorio a la Cámara Electoral y la dotaba con un aumento en el cuerpo de peritos auditores. “El Código sigue con el viejo sistema de boletas de papel donde son los partidos los que ofertan los candidatos. Entonces estamos en manos de que las boletas lleguen, de que no se roben y de que haya fiscales”, había manifestado el juez, en diálogo con La Nación, mientras que asentía en que el sistema de boleta única “como piensa la Cámara desde 2007, hace que el Estado garantice la oferta”.

Como es sabido, desde Casa Rosada no se dan por vencido, y pese a que el Senado frenó en diciembre último cualquier posibilidad de que avance el voto electrónico, desde el Gobierno insisten en que, más tarde o más temprano, lograrán aprobar la reforma. “Es algo que inoxerablemente se va a venir”, aseguró ayer el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en diálogo con radio La Red.Pese a que el proyecto se cayó a nivel nacional, diferentes provincias definen detalles para votar este año con un sistema electrónico. Tal es el caso de Córdoba, gobernada por el peronista Juan Schiaretti, que cuenta con proyecto ya aprobado, y Entre Ríos, que a través del mandatario ?del PJ? Gustavo Bordet, debate la posibilidad de implementar un sistema similar. Se agregarían, en ese sentido, a la ciudad de Buenos Aires y a Salta.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés