Jóvenes del GBA, grupo difícil para Cambiemos

Todas las encuestas muestran que los segmentos más jóvenes de la población son los más reacios al oficialismo

09-08-2017
Compartir

El Gran Buenos Aires concentra el 25% del padrón nacional y casi el 75% del provincial. Pero más allá de los datos cuantitativos, es una región política y socialmente clave. Viven allí 15.000.000 de personas de los cuales un tercio está  en situación de pobreza y el 7% de indigencia lo que la constituye en una zona llena de contradicciones en la cual fractura social está expuesta.

Los indicadores sociales están peor que en el resto del país, sus índices de violencia son mayores, sus intendentes administran territorios con una cantidad de habitantes que supera al de las varias provincias lo que los convierte en actores de la política nacional y resuelven muchos de sus temas de gestión con las autoridades nacionales. Ha sido la región que más consecuentemente apoyó al peronismo a lo largo de toda su historia. Buen parte del predominio de esa fuerza  la política argentina se explica por su peso en el GBA que les aportó a sus candidatos presidenciales tres de cada 10 votos que obtuvieron en todo el país. Y es allí donde reside hoy la fuerza del kirchenrismo, que tiene muy poca penetración en otros lugares, porque es una de las zonas más postergadas y será de las últimas en las cuales se sentirá la recuperación de la economía.

El distrito más grande es La Matanza y están en condiciones de votar allí 1.088.968 personas. Lo sigue Lomas de Zamora con más de 500.000 mil y entre 400 y 500 mil están Almirante Brown, Quilmes, Lanús y Merlo. Con más de 300.000 figuran Tigre, Moreno, Avellaneda, San Martín y Florencio Varela. El predominio peronista en los distritos grandes explica su dominio de la región.

Los distritos de menores ingresos han sido, en su mayoría, dominados por el peronismo y el no peronismo logró ganar en los que tienen mayor presencia de sectores medios en aquellas oportunidades en las cuales ganó las elecciones presidenciales como en 1983, 1999 y 2015. Hoy Cambiemos cuenta con las intendencias de Quilmes, Lanús, Tres de Febrero, Morón, Pilar, San Isidro y Vicente López. Es una base institucional con la que no contaba en 2015.

Todas las encuestas muestran que los segmentos más jóvenes de la población son los más reacios al oficialismo y una de las explicaciones es que en el GBA el desempleo duplica al promedio general en ese grupo etario. Y las tendencias demográficas refuerzan las conductas electorales. En casi todos distritos en los que históricamente ha ganado el peronismo, el porcentaje del padrón que tiene entre 16 y 29 años se ubica por encima del promedio del GBA. En algunos distritos, como Esteban Echeverría, Merlo, Florencio Varela, José C. Paz y Moreno superan el 35%. El único distrito que gobierna Cambiemos en el cual la población joven supera al promedio es San Miguel. A su vez, los distritos con más porcentaje de adultos mayores son San Isidro y Vicente López lo cual es consecuencia del mayor nivel de ingresos y de que resulta más caro vivir en esos distritos. Y es allí adonde Cambiemos hace las mejores elecciones.

Ayer

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés