El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Gobierno y organizaciones sociales relevarán villas

25-10-2016
Compartir

Con un acto de tono informal, el Gobierno presentó ayer junto a organizaciones sociales y ONGs el primer Relevamiento Nacional de Barrios Populares, que apunta a generar una identificación de los barrios más vulnerables, un mapa georreferenciado de ellos (incluyendo sus calles y manzanas) y conocer mediante encuestas la situación de las personas que los habitan. El trabajo será ejecutado por los miembros de las organizaciones (muchos de ellos vecinos de esos barrios) en coordinación con el Ejecutivo. La intención es que los nuevos datos sirvan como plataforma para la generación de políticas públicas nuevas y un mejoramiento de la llegada de las ya existentes, como la Asignación Universal por Hijo, que podría sumar hasta 100.000 nuevos beneficiarios.

Del acto realizado en el Museo Casa Rosada participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley; el titular de la Anses, Emilio Basabilvaso y el secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, que se sentaron intercaladamente con los referentes de las distintas organizaciones sociales intervinientes en el proyecto: Caritas, Ctep, Barrios de Pie, Corriente Clasista y Combaiva (CCC) y Techo.

Quintana fue el primer funcionario en hablar, y señaló que la clave de la iniciativa es “conocer mejor a la gente que habita en todos los barrios de la Argentina para poder poner al Estado al servicio de ellos de manera más eficaz”. En el mismo sentido, el titular de la Anses se comprometió a “reforzar el trabajo y llegar a todas aquellas personas que tienen derecho a una prestación de Anses”. Se estima que hoy en día hay miles de chicos que cumplen los requisitos para recibir la AUH y que no lo hacen por no contar con la información o los medios para solicitarlo.

Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, consideró “acertadísimo” el proyecto, pero no evitó recordarle a los funcionarios que éste “ha sido un año enormemente malo para todos los vecinos”. “Todos los indicadores están impactando sobre la familia con tragedias personales que cada uno conoce de manera diaria”, señaló, y reclamó que “este fin de año nos encuentre con un traslado de ingreso mucho más generoso”. El Gobierno ofreció hace algunas semanas un bono de $1.000 para jubilados de la mínima y hogares con algún beneficiario de la AUH, por eso Menéndez volvió a solicitar ayer “que hagan un enorme esfuerzo fiscal, mucho más que el que se ha propuesto”.

Juan Gabois, de la Ctep, que estuvo flanqueado durante el acto por la ministra Stanley y por Quintana, explicó los motivos por los que adhirieron a la iniciativa, y citó entre ellos a necesidad de derribar ciertas “leyendas negras”, como aquella que dice que “no se puede entrar a las villas”. “Entramos a 700 y tuvimos incidentes graves en el 1%. Si no entran los servicios no es por eso. A los únicos barrios que no se puede entrar en la Argentina es a los countries”, lanzó. Por otro lado, sostuvo que es necesario “institucionalizar la lucha de los pobres y el trabajo de los movimientos populares”.

Gabois, que este año fue elegido por el papa Francisco como consultor, aprovechó la ocasión y también reclamó que el Ejecutivo haga “un esfuercito con el bono de fin de año, que está muy bajito” y enumeró disimuladamente una serie de otras demandas, como el aguinaldo para los programas estatales de trabajo o la obra social para trabajadores informales.

Al momento de hablar, la ministra de Desarrollo Social agradeció a las organizaciones sociales. “Se han transformado en nuestros brazos para llegar a cada familia que más nos necesita”, les dijo y agregó: “un país con 32% de pobreza nos necesita trabajando codo a codo”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés