El Economista - 70 años
Versión digital

mie 21 Feb

BUE 24°C
Confirmado

Finalmente, Milei consiguió vocero: será Manuel Adorni

Adorni no fue la primera opción de Mieli. Marina Calabró fue tentada antes, pero rechazó.

Adorni tiene fogueo en los medios y el debate público.
Adorni tiene fogueo en los medios y el debate público. .
29 noviembre de 2023

Manuel Adorni será el vocero del presidente electo, Javier Milei. El periodista, con fuerte en presencia en redes y una mirada ácida de la realidad económica, mantiene una relación de amistad con quien será su jefe en algunos días más. 

"Felicitaciones a mi querido amigo y Presidente electo Javier Milei. Dios acompañe y bendiga a la Argentina", escribió el consultor, quien reemplazará a Gabriela Cerruti en el cargo, que tuvo un paso deslúcido por el cargo.

Adorni no fue, sin embargo, la primera opción de Milei. Se supo que Marina Calabró fue tentada antes, pero rechazó el convite.

Actualmente, quien lleva los hilos de la comunicación de Milei es Leandro Vila, que acompañó al libertario durante toda su aventura presidencial. 

Adorni, además de consultor, es profesor en Eseade. A su vez, participa como columnista en varios programas de televisión, radio (fue conductor de No Va Más, en Radio Rivadavia) y escribe cada domingo una columna en Noticias Argentinas. 

En uno de sus últimos tuits, Adorni llenó de flores a Milei por su paso por Nueva York y Washington. Allí, el mandatario electo mantuvo reuniones con representantes de la Casa Blanca, el Tesoro y Fondo Monetario Internacional. 

"El Presidente electo Javier Milei parece haber hecho en 48 horas mucho más por las relaciones internacionales del país que el propio Alberto Fernández en sus 4 años de gobierno", apuntó Adorni.

La entrevista que le hizo Adorni a Milei 

 

La última columna de Manuel Adorni en Noticias Argentinas

Javier Milei fue elegido presidente de la Nación. Luego de meses de una larga e interminable contienda electoral, la sociedad ha optado por encarar lo que puede ser uno de los procesos más disruptivos y virtuosos que haya vivido la República Argentina.

El recorrido hasta aquí por momentos parece único: un candidato a presidente que sin estructura previa y sin recorrido político logra imponerse en las elecciones por más del 55% de los votos, anunciando que lo que va a implementar es un plan que ajustará al Estado hasta donde sea posible, sincerando precios y reestructurando el esquema monetario. Además, a diferencia un gran número de sus antecesores, las ideas que el fue trasmitiendo durante años a través de los diferentes medios de comunicación no distan en nada de lo prometido en campaña ni de lo declarado luego de consagrarse como futuro Presidente de la Nación. Todo una gran novedad en una Argentina en la que Presidentes en campaña han prometido "heladeras llenas", "parrillas encendidas" y hasta aumentos a los jubilados "con los intereses de las leliqs".

La sorpresa entonces no parece ser que Javier Gerardo Milei haya llegado a la Presidencia, sino más bien que lo haya hecho como nadie lo hizo hasta aquí: sin discursos populistas y con una defensa férrea de sus ideales liberales.

En este marco donde parece destacarse la sinceridad, la sociedad ha decidido intentar cambiar la crónica decadencia que sufre la Argentina desde hace décadas. Sin embargo, algunos episodios han demostrado que un sector minúsculo parece no haber entendido lo que la mayoría de la gente ha expresado mayoritariamente en las urnas.

El sindicalismo en pie de lucha, el Polo Obrero en Plaza de Mayo, algunos gremios aeronáuticos amenazando mientras utilizan la palabra "muertos" y algún referente exaltado perteneciente a una izquierda que ha quedado detenida en otros tiempos son algunos de los ejemplos de lo impensado: no se quejaban del 142,7% de inflación anual, ni del 43% de pobreza, ni de una cuarentena que resultó cavernícola, ni de un sistema educativo roto, ni de la destrucción del peso ni de la inseguridad, ni del narcotráfico, sino de lo que anunció un Presidente electo que aún no gobierna ni lo hará hasta el próximo 10 de diciembre.

La vieja política debe comprender que en las últimas elecciones la mayoría de la gente le ha dicho basta a la extorsión, a la corrupción y al descontrol propiciado por aquellos que escapan a la ley viviendo del esfuerzo de aquellos que producen, se esfuerzan e intentan salir adelante: la sociedad no parece estar más dispuesta a profundizar una decadencia.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés