En el Gabinete de Alberto hay lugar para todos

22-11-2019
Compartir

Aunque todavía no se conocen todos los nombres del Gabinete de Alberto Fernández, está claro cuáles serán sus características.

El Presidente electo dijo en plena campaña que sus colaboradores serían personas con experiencia en el sector público. Y si bien en ese momento quería marcar diferencias con el elenco que acompañaba a Mauricio Macri, que en muchos casos tenían más antecedentes en la actividad privada que en la pública, anticipó lo que está haciendo ahora.

Nombres como Felipe Solá, Daniel Arroyo, Guillermo Nielsen, Miguel Pesce, Claudio Moroni, Agustín Rossi, entre otros, tiene mucho rodaje en el sector público.

Otro rasgo del Gabinete albertista es que será homogéneamente peronista, ya sea por la identificación partidaria de los futuros ministros o por haber sido funcionarios sólo de gobiernos de ese origen político. Hasta ahora no se conocen nombres de figuras extrapartidarias que impliquen una apertura o gestos hacia otros sectores. ¿Habrá alguna sorpresa?

Pero, eso sí, tendrá heterogeneidad el Gabinete en términos de representación de distintos sectores internos del peronismo y antecedentes en la función pública por haber participado en diferentes etapas de los doce años de Gobierno de Néstor y Cristina Kirchner. La Cámpora, el peronismo tradicional, el kirchnerismo inicial y el tardío: todos tendrán algún lugar aunque ningún nombre le fue impuesto a Fernández. Hay lugar para todos, como decía el latiguillo de la campaña del Frente de Todos.

Es curioso escuchar análisis que dan por descontado que el primer Gabinete del próximo Gobierno no logrará afirmarse y que en poco tiempo Fernández lo reemplazará por otro, y que con el cambio de nombres, vendrá el de políticas. Pero está claro que la apuesta es a que el primer elenco sea exitoso y que, de esa manera, se consolide políticamente el Gobierno.

El Gabinete albertista será homogéneamente peronista, ya sea por la identificación partidaria de los ministros o por haber sido funcionarios sólo de gobiernos de ese origen político. Y habrá representantes de todos los sectores internos.

No falta mucho para que se confirmen los nombres de los ministros pero también será importante conocer el de los otros funcionarios. Sólo por citar algunos casos: la Secretaría de Comercio será un lugar clave en un Gobierno que pretende poner en marcha un acuerdo de precios. Ayer sonaba, para ese cargo, el nombre de un referente de la industria textil. Lo mismo cabe para las secretarías que tendrán a su cargo las negociaciones económicas internacionales porque el país necesita generar divisas genuinas.

El presidente del BCRA, quizás quien tenga la labor más ardua en los próximos meses, será otro cargo que suscitará mucha atención.

Falta poco para conocer los nombres que dirán mucho sobre las políticas que se llevarán adelante.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés