El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 May

BUE 10°C

“En 2017 volveremos a crecer”

01 diciembre de 2016

En el 92° aniversario de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), celebrado ayer, Mauricio Macri ofreció algunas palabras ante la numerosa concurrencia. “Luego de cinco años, en 2017 vamos a volver a crecer”, dijo el Presidente en el Plaza Hotel.

Asimismo, remarcó que es necesario ir “punto por punto, como hizo Del Potro cuando estaba dos sets abajo” y recordó que el Presupuesto 2017, aprobado ayer, tendrá el gasto social más importante de la Historia. Volvió a insistir con la necesidad de aumentar la productividad y rediscutir los convenios laborales. “Convenios laborales del Siglo XX ya no son herramientas para crecer en el Siglo XXI”, dijo el Presidente.

Asimismo, expresó que el crecimiento esperado para el 2017 estará apalancado por el campo, la energía, la minería, el turismo y las exportaciones con valor agregado. No mencionó a la industria, un sector muy afectado en 2016. También mencionó a la litigiosidad laboral y la presión impositiva como los grandes obstáculos para la inversión privada, hoy en niveles mínimos, en el país. Un pedido recurrente entre los empresarios, que empiezan a pedir acciones más firmes en ese sentido. Ayer, fue el caso de Paolo Rocca, CEO de Techint (ver página 2).

Jorge Luis Di Fiori, presidente de la CAC, también ofreció unas palabras y aseguró que “estamos convencidos de que el empleo es la mejor arma de lucha contra la pobreza, ese flagelo que afecta a uno de cada tres argentinos y del que hoy tomamos plena conciencia, después de casi una década en la que las estadísticas públicas fueron sistemáticamente falsificadas”. Di Fiori pidió trabajar en la resolución de problemas de competitividad sistémica, como “la elevada presión fiscal, subdesarrollo del sistema financiero y valores logísticos desproporcionados, entre muchos otros que podemos englobar bajo el rótulo de 'costo argentino'”, al tiempo que apuntó contra “una muy elevada carga tributaria de los tres niveles del Estado”. Pese a la retracción de las ventas y los niveles de rentabilidad, el sector comercial “no destruirá empleo sino que, por el contrario, incrementamos nuestra dotación de personal y concretamos múltiples inversiones”. El comercio y los servicios aportan el 62% del PIB nacional y emplea al 66% de la mano de obra formal ocupada, dijo.

“Queda claro que tenemos muchos desafíos por delante, pero también un horizonte de oportunidades. El Gobierno está creando las conwdiciones adecuadas que apuntan al desarrollo y la competitividad”, sostuvo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés