El Economista - 70 años
Versión digital

dom 16 Jun

BUE 14°C

El voto del campo se sintió en las PASO

“El campo siempre acompañó a Cambiemos y se evidenció en la forma en que ganó la región centro”, dice Di Stefano

15 agosto de 2017

Cambiemos logró un resultado arrollador en las regiones de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe más vinculadas con el campo. Las tres provincias representan más del 80% de la producción agropecuaria del país.

El claro triunfo de Cambiemos a nivel nacional en las PASO tuvo un fuerte apoyo del sector agropecuario, uno de los más favorecidos por la política económica del Gobierno de Mauricio Macri.

En las zonas productivas de Córdoba y Buenos Aires, el oficialismo ganó por más del 40% de los sufragios y en Santa Fe, la diferencia fue más moderada.

A los números

Córdoba. En los dos departamentos del sur, General Roca y Presidente Roque Sáenz Peña, Cambiemos alcanzó los porcentajes más altos de la provincia: 48,8% y 49,2% contra el 32% que concentró Unión por Córdoba (UPC). Estas regiones son las que tienen más superficie bajo el agua. En Marcos Juárez, el oficialismo obtuvo 47,8%; en Unión, 47,6% y en Juárez Celman, 43,1%. En todas estas zonas, el justicialismo cordobés rondó un tercio de los sufragios.

Buenos Aires. En la cuarta sección electoral, que agrupa a los partidos del noroeste que limitan con el sur de Santa Fe y Córdoba, Cambiemos triunfó por 41,29% a 23,12% de Unidad Ciudadana, el partido de la expresidenta, Cristina Fernández. En la sexta sección, que concentra el núcleo triguero del sudoeste bonaerense, el oficialismo se alzó con el 44% contra el 23% del kirchnerismo. En la séptima sección, ubicada en el centro de Buenos Aires, el triunfo del macrismo fue de 41,4% a 26%.

Santa Fe. En los departamentos del sur, dominaron también los triunfos de Cambiemos, pero con una diferencia menos marcada que en Córdoba.

Para evaluar el gran apoyo de las zonas rurales hacia el oficialismo, El Economista consultó al analista económico Salvador Di Stefano.

¿Qué implicó el apoyo del campo? “El campo siempre acompañó a Cambiemos y esto quedó evidenciado de la forma que ganó en la región centro. En provincia Buenos Aires, Cristina gana la tercera sección y en el resto es una abrumadora mayoría de Cambiemos. Lo mismo pasa en La Pampa, San Luis, Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Mendoza”, respondió el consultor.

Di Stefano explicó: “El Gobierno le da al campo cierta dosis de previsibilidad. Le sacó las retenciones al trigo y al maíz y eso le generó mucho más trabajo al hombre de campo, más rentabilidad, más posibilidades de expansión”.

El argumento es claro: “El campo vota al Gobierno porque le dio un aumento en el tipo de cambio y una baja en las retenciones”, destacó el analista económico.

Ganó la marca

Al ser consultado si hay candidatos identificados con el agro, Di Stefano detalló: “Lo interesante que ha hecho Cambiemos es haber fijado una marca, más que un candidato. Hoy, Cambiemos es una marca que gobierna en Argentina y que le ha sacado el pie de la cabeza al campo”.

Asimismo, expresó que “el campo está rediscutiendo un montón de medidas que el Gobierno tarde o temprano va a tener que tomar porque, de lo contrario, los problemas en el agro se van a empezar a potenciar”.

Los resultados

“Lo que más me impresionó es que el Gobierno ganó en Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, San Luis, Santa Cruz y La Pampa. Si bien en Santa Fe gano el Justicialismo, no creo que repita en octubre, fue más efecto de la interna”, opinó.

Por otro lado, comentó de cara al futuro que “si estos triunfos se llegan a transformar en gobernaciones dentro de dos años, el Gobierno se queda con mayorías parlamentarias y un poder inigualable porque la tracción es la marca Cambiemos, y no las personas que se presentan”.

En tanto, Di Stefano se mostró tranquilo con los resultados, pero no relajado, y advirtió: “El déficit fiscal es muy grande, la cantidad de pesos y Lebac es enorme, y las reservas son escasas para respaldar tantos pasivos monetarios”.

“Hay mucho por trabajar y lo peor que nos podría pasar es que el Gobierno se sienta ganador”, concluyó el analista.

Ni el agua

Aún en las zonas más inundadas, Cambiemos marcó gran ventaja. Esto demuestra el descontento de los productores por las obras no realizadas en la década kirchnerista, y no por la coyuntura actual específicamente.

Como ocurrió en 2015 con la elección de Mauricio Macri como presidente, las principales regiones rurales volvieron a apostar por el oficialismo.

En tanto, tras el conflicto de 2008 por las retenciones móviles que intentó imponer Cristina Kirchner, el campo continúa distante de la ex jefa de Estado, por más que durante campaña haya intentado acercarse visitando un tambo en Lincoln.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés