El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 May

BUE 10°C

El Gobierno ganó una semana y logró postergar Ganancias

14 diciembre de 2016

El Gobierno ganó tiempo. La presión de los gobernadores surtió efecto y dilató la aprobación del proyecto para modificar el impuesto a las Ganancias que cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados. El peronismo, a su vez, le ofreció una alternativa al Ejecutivo que, de aceptarla, deberá confirmar junto a mandatarios provinciales, senadores, diputados y sindicalistas.

Desde que se inició la reunión de comisión de Presupuesto y Hacienda, el bloque opositor había adelantado la intención de avanzar con un dictamen de mayoría, con el proyecto impulsado por el Frente Renovador y el FpV en la Cámara Baja, y tratarlo en una sesión convocada para hoy sobre tablas. La bancada que preside Miguel Angel Pichetto no logró las firmas requeridas pero anticiparon, según pudo averiguar El Economista, que estarán en caso de que el Gobierno no se siente a negociar. Mientras la comisión que preside el exjefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina recibía al titular de la AFIP, Alberto Abad y a gobernadores, por detrás sucedían constantes negociaciones entre el Ejecutivo y el peronismo para encontrar una salida al proyecto que copó la agenda de extraordinarias y que le costó al Gobierno una dura derrota política una semana atrás en Diputados. En las negociaciones, Pichetto le sugirió al Gobierno ?con respaldo del radicalismo? la idea de reunir una mesa multisectorial para continuar debatiendo el proyecto.

Desde el oficialismo creen que de conformar la nueva mesa del diálogo podrían postergar el proyecto hasta marzo del 2017. En la mesa del diálogo, buscarían evitar una “asamblea”, y concentrarían a los protagonistas principales de cada sector. La decisión del Ejecutivo, la transmitirá hoy el presidente provisional del Senado Federico Pinedo a Pichetto ?en un cuarto intermedio que se tomó la comisión de labor parlamentaria? luego de reunirse con el presidente Mauricio Macri. De no existir acuerdo, el PJFpV insiste en que avanzará con el dictamen.

Dictamen

La oposición necesita de nueve firmas en la comisión de Presupuesto y Hacienda para avanzar con el proyecto. De los 17 senadores que integran Presupuesto, nueve pertenecen al PJ-FpV. De esos, aportaron con el gancho Abal Medina, Omar Perotti, María Graciela de la Rosa y Pedro Guastavino y más tarde la santacruceña María Ester Labado. De los rebeldes, dos ya estaban asegurados, se trata del hermano del gobernador Urtubey, Rodolfo, y su primo Dalmacio Mera, de Catamarca. En las dos restantes firmas, habría sido determinante la participación de los gobernadores. “Varios cambiaron de opinión”, le dijo a este diario un legislador, luego de que finalice la exposición de los mandatarios. Otro grupo de senadores opositores, pero que no integran el bloque peronista, se excusaron de la firma por la poca convocatoria que había generado.

Idas y vueltas

Según adelantó Pichetto a periodistas parlamentarios, esperarán hasta hoy a las once una propuesta del Ejecutivo. De no arribar una alternativa, avanzarían con el dictamen, en principio, para tratarlo en el recinto el próximo miércoles 21.

Así, el Gobierno pudo desactivar la bomba por unas horas. Semanas atrás, el presidente Mauricio Macri calificaba de “irresponsable” la maniobra de la oposición en Diputados y adelantaba un posible veto. Esta última acción, generó que varios gobernadores puedan acompañar el proyecto y no cargar con el costo político. El lunes, el Ejecutivo puso en duda el veto y así se sentó nuevamente a negociar con el peronismo en el Senado. En simultáneo, Massa le enviaba una carta a Macri pidiéndole “reflexión” y convocando a una “unidad nacional”.

Carta oficialista

Desde temprano, Abad, y la subsecretaría de Ingresos Públicos, Claudia Balestrini, criticaron duramente el proyecto impulsado por el Frente Renovador y el Kirchnerismo exponiendo los costos que esta iniciativa produciría. Según el titular de la AFIP, el proyecto de Cambiemos se ajustaba a lo diseñado en el Presupuesto 2017, aprobado semanas atrás. Mientras que el opositor, según Abad, aumentaba el costo de $27.000 millones a $91.273 millones. De esos $60.000 millones de más, la mitad afectaría directamente a las provincias. Asimismo, número exigido por senadores opositores, los funcionarios agregaron que con el proyecto oficialista, sólo 600.000 trabajadores dejarían de pagar el impuesto a las Ganancias, mientras que con la iniciativa aprobada en Diputados el número superaba los dos millones.

“¿Ya está, se cayó?”, le preguntó, con tono preocupado, Pablo Michelli, de la CTA, a Abal Medina, pasadas las 18 .

“Y, juntamos sólo cuatro firmas, pero hay que ver”, le respondió, cauto pero sincero, el senador peronista. Desde Cambiemos aseguran que ganaron una semana. Desde el PJ esperarán la mesa multisectorial, y aseguran que de no suceder, insistirán con el proyecto sin cambios la semana entrante.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés