El Economista - 70 años
Versión digital

mie 29 May

BUE 11°C

El Gobierno, con dudas, apura la reforma Electoral

El proyecto que presentarán la próxima semana es menos ambicioso que el inicial y ya recibió algunas críticas entre sus aliados políticos. Pólemica por cambios en las PASO.

25 mayo de 2016

Se prevé, que en los próximos días, el presidente Mauricio Macri presente la reforma  electoral, uno de los proyectos más anunciados desde el comienzo de la gestión. Una vez oficializado, comenzará un intenso debate en el Congreso, donde la reforma deberá contar con la aprobación de dos tercios de ambas Cámaras. El trabajo de la secretaria de Asuntos Políticos, del Ministerio del Interior, ultima los detalles con aliados políticos para lograr el consenso necesario y que llegue con aceptación general.

En los últimos días, los legisladores de Cambiemos comenzaron, de a poco, a difundir parte de las propuestas oficiales de lo que será la reforma electoral. La Boleta Unica  Electrónica (BUE) y la obligatoriedad del debate, son dos de las principales medidas  que estarán en el paquete y que apuntarían a implementar el año próximo. Se difundió además, la posibilidad de eliminar la obligatoriedad de las primarias, abiertas, simultaneas y obligatorias (PASO), lo que levantó polémicas desde diversos sectores, entre ellos la UCR, integrante de Cambiemos. Otras de las propuestas debatidas en el comienzo de la gestión de Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos, era la creación de un organismo autárquico de los tres poderes para controlar las elecciones como  también la simplificación del calendario electoral. Por su dificultad, habrían quedado  fuera de la reforma.

El lunes 30 de mayo se haría la presentación de la reforma electoral, en el Centro  Cultural Kirchner, pero aún quedan dudas de la composición del proyecto. El borrador sigue girando y siendo modificado y discutido por los jefes de bloque del Congreso. Carla Carrizo, diputada nacional de la UCR, dijo a El Economista que los principales puntos de la reforma van a ser la “nacionalización de la BUE, afianzar las PASO y la obligación del debate presidencial”. La puesta en marcha de la BUE, conllevaría la adquisición de 120.000 máquinas de voto electrónico.

Para la legisladora, se va a trabajar en “la equidad de la publicidad en los espacios públicos y en el ordenamiento de la competencia partidaria, evitando listas espejos y  regulando colectora”. Hasta esa instancia, el radicalismo apoyaba la propuesta enviada  del Ejecutivo, pero la primera disidencia la provocó la intención de quitar la  obligatoriedad de las PASO. Según Carrizo, “se ha demostrado en la región que cuando las PASO no son obligatorias terminan siendo una ficción y un costo. Son un elemento de democratización, le da poder al elector y ordena la competencia de los partidos”.

Otros aspectos cuestionados de las primarias como la elección de fórmulas cerradas será más difícil de modificar. Tampoco cabe esperar un ordenamiento del calendario electoral porque fijar la fecha de las elecciones es una facultad de las provincias que en muchos casos tienen rango constitucional. Por lo tanto, todas las modificaciones que se  introduzcan sólo serán válidas para las elecciones nacionales que en el caso específico de 2017 serán legislativas.

Freno a intendentes

El fin de semana pasado, el Frente Renovador, difundió que impulsarán en la provincia  de Buenos Aires un proyecto de ley para limitar las reelecciones indefinidas.  Se trata de cuatro proyectos, tres del massismo y otro del radicalismo que fueron unificados y recibieron el despacho favorable en las comisiones en la que fue debatido. De ser aprobado, se toma el mandato iniciado en 2015 como el primero, con la posibilidad de ser reelegido una vez más. El diputado provincial por el Frente  Renovador, Juan Andreotti, 24/05/16 que cuentan con el apoyo de Cambiemos para  tratar el proyecto en la próxima sesión del 2 de junio. En dialogo con el Economista, indicó que “la postura del FpV todavía no la conocemos pero se inclina más para la negativa” y manifestó que “con el respaldo del oficialismo saldría con media sanción y próximamente vamos a contar con una ley que va a beneficiar a las instituciones”.

La reforma política en la provincia fue uno de los bastiones en la campaña de María  Eugenia Vidal. La gobernadora se había adherido anteriormente a los proyectos anunciados a nivel nacional como la BUE y la iniciativa presentada por el Frente Renovador para limitar las reelecciones indefinidas. “La forma de votar debe ser modificada”, manifestó tiempo atrás Vidal, al señalar que el cronograma electoral es  “agotador y ridículo”.

La urgencia en avanzar con los proyectos corresponde a que, si el objetivo es implementar reformas para el 2017, las capacitaciones y la logística deberá comenzar lo antes posible. Asimismo, desde el Gobierno son conscientes que algunos de sus  proyectos no podrán avanzar en el corto plazo y dejarán la discusión para el 2019. Como en la Provincia de Buenos Aires, el Gobierno contaría con el apoyo del Frente  Renovador para impulsar las reformas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés