El Economista - 70 años
Versión digital

mar 25 Jun

BUE 9°C

El frente con Bolsonaro continúa abierto y su canciller amenaza con portazo del Mercosur

26 noviembre de 2019

La cruzada que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, emprendió contra el presidente electo argentino, Alberto Fernández, bajó en intensidad en las últimas semanas pero no desapareció. Bolsonaro volvió a cuestionar a Fernández ayer, y el canciller brasileño sembró dudas sobre cómo será el futuro del Mercosur.

La alusión de Bolsonaro al Presidente electo se dio mientras opinaba sobre las elecciones uruguayas, duramente disputadas entre Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional, y Daniel Martínez, del Frente Amplio. Bolsonaro afirmó que irá a la asunción de Lacalle Pou, si se confirma su victoria, pero también aclaró que dialogaría con Martínez, a quien diferenció de Fernández.

“Sólo si estuviera muerto no iría (a la asunción de Lacalle Pou). Con el otro (por Martínez), podría conversar; él no se manifestó como se manifestó el de Argentina”, reprochó Bolsonaro ayer, según consignó el diario Folha de São Paulo. El mandatario brasileño aludió, así, a las declaraciones de Fernández a favor de la liberación de Lula da Silva, a quien visitó durante la campaña electoral, cuando el exmandatario de Brasil estaba detenido en Curitiba.

Bolsonaro volvió a criticar al Presidente electo, aunque lo hizo con menor intensidad que en ocasiones anteriores. En medio de la campaña electoral argentina, apostó fuerte por la reelección de Mauricio Macri, y planteó que el país podría ser sancionado en el Mercosur si Fernández no está de acuerdo con la orientación del bloque regional.

“Podemos reunirnos con Paraguay y Uruguay, y tomar una decisión semejante a la que se ha tomado (contra los paraguayos) en 2012”, dijo Bolsonaro en Japón, días antes de las elecciones de octubre, al trazar un paralelismo entre Argentina y Paraguay, país que en 2012 fue suspendido del bloque por el juicio político que apartó de su cargo al expresidente Fernando Lugo.

Bolsonaro despedirá a Macri de la Presidencia el 5 de diciembre, cuando lo reciba en Rio Grande do Sul, en la Cumbre del Mercosur. La foto entre ambos será un cierre formal para la buena relación que mantuvieron.

El tema Mercosur sigue vivo también, en la conflictiva relación bilateral que se avecina entre Bolsonaro y Fernández. El canciller brasileño, Ernesto Araújo, dijo ayer que “existe en Argentina una visión profunda que va contra los postulados básicos del Mercosur”, por lo que se están preparando “para diversos escenarios”.

Araújo subrayó que no hay negociaciones ni charlas con integrantes del equipo del Presidente electo sobre el futuro del bloque regional, ni sobre cuestiones comerciales entre los dos países, que son socios estratégicos. El nombre de Paula Español como posible secretaria de Comercio Exterior de la gestión de Alberto Fernández es considerada como muy posible en Brasil.

“Apostamos al Mercosur y eso tuvo éxito con Macri. No podemos decir que es un proyecto incuestionable, que va a durar para siempre. Si el proyecto es desvirtuado, necesita ser repensado”, concluyó el canciller brasileño.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés