El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 May

BUE 10°C

Deudas y desafíos para el año legislativo

16 diciembre de 2016

En el Congreso, tanto los representantes del pueblo cómo de las provincias, no saben como terminarán el año, menos, lo que deparará para el 2017. Pero esa incertidumbre es el mayor pronóstico al que se puede alcanzar. “No será un año fácil”, definen protagonistas, que agregan a su vez que el cruce entre oficialismo y oposición generado por la iniciativa para modificar Ganancias, anticipó la campaña electoral y dio por finalizado una etapa de diálogo que permitió la aprobación de más de noventa proyectos de ley, en su mayoría, y las más trascendentes, de forma consensuada, como resultado de las negociaciones de una fuerza en minoría en ambas cámaras. La avanzada en Diputados de la oposición en torno a Ganancias, y lo posteriormente sucedido en el Senado, dejó marcas, ruidos internos, rumores, pero dejó a su vez una agenda de extraordinarias sin tratar, con proyectos que tanto el oficialismo como la oposición consideraba importantes, y que serán protagonistas de un 2017 legislativo que no funcionará en la manera que lo hizo durante el período ordinario ya finalizado. Asimismo, será un año clave en el que asomarán fuertes desafíos para varios bloques, y no únicamente para las grandes fuerzas.

¿Qué se juega en los próximos comicios?

A ocho provincias le tocará renovar sus bancas en el Senado en 2017. Entre las principales, la provincia de Buenos Aires, Jujuy y Santa Cruz. El bloque PJ-FpV pondrá en juego trece de sus 39 escaños, lo siguen otras extracciones peronistas con siete mientras que el radicalismo renovará tres bancas. Se vence el mandato a su vez del único representante del GEN en la Cámara Alta, Jaime Linares.

En la Cámara de Diputados, el PRO defenderá trece bancas, diecinueve el radicalismo y tres la Coalición Cívica, en lo que atañe a la alianza Cambiemos. Pero una de las fuerzas que tendrá una parada difícil es el Frente Renovador, que deberá defender lo realizado tres años atrás, el año de su aparición electoral. Defenderá diez bancas, las diez, de la provincia de Buenos Aires, incluido el propio Massa y el exgobernador de ese distrito, Felipe Solá, de futuro incierto. Otro interbloque que mira con respeto los comicios del año próximo es el Frente Amplio Progresista, un capítulo aparte. De sus nueve bancas, ocho se vencen en 2017, las cuatro del Socialismo, dos de Libres del Sur y la única del GEN, representada por Margarita Stolbizer. Tanto Libres del Sur como el GEN, han afianzado en los últimos meses la alianza con el Frente Renovador, y desde ese espacio posiblemente buscará, en el caso de Stolbizer, renovar la banca del Senado y mantener representación en Diputados. Otro caso es del Bloque Justicialista, de extracción sindical y fuerte presencia de provincias peronistas, que se desprendió del FpV en febrero de este año y buscará acaudalar su bancada principalmente en el interior del país.

¿Qué se debatirá?

Entre los proyectos incluidos en el decreto en el cual el presidente Mauricio Macri convocó a extraordinarias, quedó para el 2017 la reforma a las ART, la reforma del mercado de capitales, y el proyecto de extinción de dominio, que “durmió” en el Senado desde que ingresó con media sanción a mediados de este año, y que cuenta con anticipadas propuestas para ser modificada. Quedó también la reforma electoral, por la cual el Ejecutivo peleó hasta el último minuto, pero no pudo torcer la voluntad de los senadores peronistas y la conducción del partido. De la agenda massista, se debatirá el próximo año un paquete de iniciativas de protección a víctimas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés