Cristina ya prepara su comité de campaña

Estará integrado por cuatro dirigentes de diferentes sectores, supervisado por su hijo Máximo: buscan la forma de evitar las PASO con un frente de 17 partidos

09-06-2017
Compartir

En el kirchnerismo dan por hecho que Cristina será candidata. En la provincia de Buenos Aires y a senadora nacional. A la cabeza de una lista de unidad que llevará el sello de Frente Ciudadano o de Frente para la Victoria. Y sin primarias con su exministro Florencio Randazzo. Una negociación posible, todavía abierta, pero muy difícil, intenta impedirlo. A su vez, se estudia cuál sería el mecanismo más eficiente para cerrarle los caminos, si el chivilcoyano no a acepta finalmente el primer lugar en la lista de diputados nacionales, la oferta kirchnerista que todavía sigue en pie. En tanto, prepara su comité de campaña y los trazos gruesos de su estrategia electoral.

Ese comité estaría compuesto, según pudo saber El Economista, por cuatro o cinco dirigentes representativo de los distintos espacios que formarán el nuevo frente. Por un lado, un hombre de confianza de Fernando Espinoza, presidente del PJ bonaerense y uno de los promotores más insistentes de la candidatura de Cristina. Por el otro, un allegado a Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora, figura clave en el apoyo de los jefes comunales a la expresidente durante los últimos meses, luego de haber liderado el mucho más crítico (y hoy extinto) Grupo Esmeralda. Los otros integrantes de ese comité sería para aquellos sectores del peronismo no vinculados a la estructura orgánica ni a los intendentes, que tendría como representante al sciolista Carlos Gianella, el camporista Hernán Reibel, exsubsecretario de Comunicación Pública, durante la anterior gestión, y un dirigente vinculado a los espacios no peronistas. Ese comité sería seguido de cerca por Máximo Kirchner.

En cuanto al tono de la campaña, en el núcleo duro kirchnerista aseguran que tendrá un registro fuertemente opositor, con Cristina como casi única protagonista y un discurso vinculado a “visibilizar a las víctimas del ajuste que ya se dio y del ajuste que viene”. También trascendió que Cristina apostaría a los actos masivos en el conurbano como forma de diferenciarse de la modalidad de los timbreos de Cambiemos.

Otra novedad, ayer, fue el respaldo de los cuatro intendentes del FPV de la segunda sección electoral, luego de la ratificación casi unánime que había tenido su candidatura en la primera y en la tercera sección. Francisco “Paco” Durañona, jefe comunal de San Antonio de Areco, uno de los más cercanos a la expresidenta, llevó la posta. A él se sumaron Osvaldo Caffaro de Zárate, Oscar Ostoich de Capitán Sarmiento y Mauro Poletti de Ramallo.

A su vez, el PJ bonaerense volvió a decir, en un comunicado, lo que viene sosteniendo desde hace varias semanas: “La lista de unidad es la mejor estrategia para frenar el ajuste”. Así, precisamente, se llama el texto que difundieron. “No son tiempos de discusiones y enfrentamientos tan personalistas como estériles. Se trata de pensar en los de a pie, los más golpeados por las decisiones de este Gobierno. Se trata de respaldarlos y ofrecerles las respuestas que necesitan con las herramientas políticas para llevarlas a cabo”, dice en uno de los párrafos centrales.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés