El Economista - 70 años
Versión digital

jue 29 Feb

BUE 25°C
Claves

Conjeturas del León y la Zorra

El método de Javier (lo dicho en campaña no parece ser lo dicho una vez "elegido") parece un cóctel de Rodrigo, Joe/Patria Financiera, ideas y familia de Menem.

Javier Milei
Javier Milei .
Carlos Leyba 07 diciembre de 2023

Los que se van y perdieron -primera y segunda vuelta- nos dejaron estancados con enorme inflación, dentro de medio siglo de estanflación (1975/2023) y 44% de pobreza (63% de pobreza adolescente), derrumbe vertiginoso de la educación, ascenso imparable de inseguridad; y estructura económica productiva, tan débil, que no puede resistir sequía extrema. 

Los eventos "La Niña" están asociados a nuestras crisis (M. Zaldívar). En 1975, "rodrigazo"; 2001 "mega crisis"; y la presente que acompaña la colosal "catástrofe social" que Cristina no ve y de la que Alberto y Massa escaparán por Ezeiza, como hizo Casildo Herrera (75): "Yo, me borré".

¿El cambio es profundizar nuestra estructura productiva sometida a eventos climáticos, cada vez más intensos consecuencia del uso del oro negro que alimenta conglomerados urbanos, o avanzar a la diversificación? 

Todo parece converger en un terremoto político en el que conviven, sin nada para repartir, un Presidente militante ideológico, gobernadores y legisladores, alimentados en otras comarcas, repartidos como piezas de un rompecabezas. La literatura adelanta: el presente político es un remedo de "62/Un modelo para armar" (J. Cortázar, 1968) novela en que los personajes hablaban lenguas distintas. ¿Cómo se entenderán?    

  • Sólo la hipocresía infinita de Cristina K. pudo afirmar que la "catástrofe social está por llegar" sin reconocerse responsable por la misma; sólo la torpeza infinita de Alberto F. ha sido capaz de negar la pobreza que él incrementó de manera consciente y anunciada, con su irracional cuarentena que nos condenó a un derrumbe de 10% del PIB. La pobreza es un volcán en calma que, gracias a Dios, no ha explotado aun. La explosión sería la prueba que reclama "descerebradamente" Fernández. 

1701376388960cristina estanflacion
Sólo la hipocresía infinita de Cristina K. pudo afirmar que la "catástrofe social está por llegar" sin reconocerse responsable por la misma

De los millones de hundidos en este pantano, hijo de medio siglo de lluvias, surgió una elección sorprendente y arrasadora, cuyo núcleo duro de votantes fueron hombres jóvenes de todas las clases (incluido muy pobres) y todas las regiones (incluido el conurbano de la pobreza). Demandantes de futuro que ignoran, cuándo y cuáles, fueron las lluvias que causaron el pantano del "industricidio" padre de la pobreza y de todos los males que nos aquejan: los déficit gemelos.

La memoria completa importa: Montoneros, "rodrigazo", Dictadura Genocida, Martínez de Hoz (tablita, atraso cambiario y apertura), Menem (2001) y la pérdida de la mayor oportunidad externa que tuvimos en 100 años tirada a la marchanta por la dupla Kirchner más Macri y sucesores.

Se inicia el período Milei. La prioridad debería ser superar estas desgracias. Crecer y terminar con la pobreza, la inflación, la decadencia de la educación y de la vida material cotidiana.

Javier Milei
El método de Javier (lo dicho en campaña no parece ser lo dicho una vez "elegido") parece un cóctel de Rodrigo, Joe/Patria Financiera, ideas y familia de Menem. 

Como la desgracia es sistémica, la solución también debe serlo. No hay soluciones simples para problemas complejos. 

Rara vez los "objetivos" son el problema: es difícil no compartirlos. El problema está en el método para lograrlos. Es decir, quiénes pagarán los costos y quiénes recibirán los primeros beneficios. Todo sistema se define por la forma de acumulación y distribución. 

El método de Javier (lo dicho en campaña no parece ser lo dicho una vez "elegido") parece un cóctel de Rodrigo, Joe/Patria Financiera, ideas y familia de Menem. 

Menem y Milei comparten ciertas similitudes en su capacidad para captar la atención y el respaldo popular.
Entonces, ¿se puede cambiar "con los mismos de siempre", Javier?

A estas "ideas y equipo" se han sumado operadores de Alberto, de Massa, de Mauricio y la línea de ejecutivos y asesores de Eurnekian lo que lo emparenta con el gobierno de Fernández. Entonces, ¿se puede cambiar "con los mismos de siempre", Javier? Colofón: "Vilma Ibarra, (secretaria legal y técnica de Fernández y  de Eurnekian) sigue con Milei" (Zócalo C5N).

¿Habrá un poco más de "industricidio"? A pesar que Milei condenó políticas que lo habían generado. Es evidente "cierta continuidad del espíritu de los concesionarios en el poder". ¿"La casta no se va"?

La futura canciller, ante los industriales, avisó que sufrirán las consecuencias de la apertura: Mercosur "allanado", acuerdo con la UE y más acuerdos de libre comercio. 

La UE difícilmente acuerde. Dijo E. Macron: este acuerdo "atrasa veinte años". Cambió la "globalización" y las preocupaciones sanitarias más la crisis climática y nuevos emergentes, componen otro escenario. La canciller atrasa. 

La idea de un mundo sin barreras ("apertura irrestricta y unilateral", de Milei), desplazamiento del Estado (para Milei, en campaña, "Estado, un hecho criminal") y ausencia del concepto "Bien Común" ("horrible concepto el de Justicia Social": Milei), Javier cree haberla encontrado aplicada en nuestra historia. 

Pero si abrevara en Occidente de hoy, se enteraría de la dominante "Bidenomics" es política industrial, inversiones de infraestructura, reconstrucción de la clase media y protección de los intereses de los trabajadores. O revivir lo sepultado por la estrategia "neoliberal" internacional de Clinton y Obama, que desgastó la fortaleza americana y empoderó al Celeste Imperio.

Según Javier, fuimos "el país más rico del mundo" cuando a base de "carne y grano, pura naturaleza" comprábamos trabajo de "mejor calidad y mejor precio" (Juan B. Justo dixit: rechazo de C. Pellegrini) tirados por la locomotora británica y oleadas de inmigrantes desesperados que multiplicaban la fuerza de trabajo local. 

No fuimos el país más rico del mundo y, como señala el prólogo del Censo de 1895, para entonces despuntaba una industria "vegetativa" que creaba trabajo productivo urbano.

Un embeleco imaginario es la "visión" de Javier acerca del futuro. Una nostalgia de un pasado que no existió. Lo grave es que esa, su visión, es su promesa de largo plazo. 

Ignora que nuestros déficits comerciales, Brasil y China, nos dicen que estamos instalados en una "especialización primarizante" de la que hay que salir, como lo ha hecho cada país que desarrolló su potencial, con diversificación capaz de multiplicar el empleo urbano productor de transables.

Las insinuaciones, de Javier y Mondino, van por más "industricidio", soportado, esta vez, no por deuda externa -la que es imposible- sino por la bonanza financiera externa de la energía, la minería y nuestra colosal productividad agropecuaria. ¿Perder una nueva oportunidad?

Tímidamente el Presidente de la UIA citó a Frondizi y C. Pellegrini: "Sin industria no hay Nación". 

Política es tener ideas claras acerca de lo que hay que hacer desde el Estado para construir una Nación.  No hay Nación sin industria, ni Estado sin acción constructiva. La Política mayúscula es esa acción de gobierno. 

Convocar banderas argentinas a la celebración del nuevo mandato está muy bien. Pero, ¿hay Nación, Estado, Democracia, cuando -en plena libertad- se abandona el cultivo de la fraternidad y la búsqueda, sólida, de la igualdad? Definitivamente No. 

La "grieta" (el "vamos por todo" de CFK), acompañó la tragedia de la pobreza, mientras los "pibes para la Revolución" gritaban "más derechos". Nada de fraternidad alejándonos de la igualdad, mientras las familias K, los Kirchner, los Insaurralde y otros tantos, se enriquecían y disfrutaban de manera escandalosa.

martin-insaurralde-y-sofia-clerici
 

En esta tragedia empezamos una nueva etapa. Si mucho de lo que hicimos, se repitiera ahora, "lo nuevo" puede terminar en farsa.     

Sólo podemos conjeturar acerca de lo inmediato: sobre política monetaria, cambiaria, fiscal y de ingresos. Es decir, acerca de decisiones que afectarán la vida el día martes. Sólo conjeturas. 

Milei no cierra el BCRA, no dejará de emitir excremento, no aplica la motosierra, no rechaza sino que abraza a "la casta" y sus privilegios (asistir gratis al Colón la semana pasada, avión privado pagado por empresario fiscalmente extranjero..). No dolariza...por ahora...pero leyendo a Anker, la consultora elegida para administrar la economía nacional, parece que después sí.

¿Están los US$ 30.000 millones? No están. Tampoco E. Ocampo, V. Villaruel, R. Marra, C. Píparo y  L. Lemoine.

Pateó la escalera con la que llegó. ¿Bajó las banderas con que subió? 

Sobre el futuro sólo cabe conjeturar. Pero, como al amigo de Holmes, puede suceder que "la conjetura que nos pareció probable allá en su casa de Baker Street resultó falsa, señor Holmes". (A. C. Doyle, "Misterio de C. B."). 

Lo que no es conjetura es que Milei ha logrado, hasta ahora, la combinación paradigmática que, para Maquiavelo, debía reunir el verdadero "Príncipe": León, como expresión de la fuerza en la selva, que es la conquista del poder, para ahuyentar lobos; y Zorra, síntesis de la astucia del animal que escapa de la trampa. 

En campaña al "León" lo coreaban -haciendo "pogo" como en concierto de rock- desde el acto iniciático del Luna Park (2021) los venidos de barrios del margen que entraban sin saber que serían "libertarios". El León no ruge por el "orden" sino bronca, amenaza, pelea. 

En el Poder, Javier es la Zorra que escapó de la trampa tendida por Macri. Le quitó dos "caballos" y los puso, marca y señal, para que sean la infantería que, en el combate, puede caer primero: Bullrich y Caputo, puro Macri, son la economía dura y la primera respuesta de seguridad. Si sale mal, el responsable será el PRO. Si sale bien, ellos no cosecharan las mieles. 

Conjetura: Milei hará contrafuego, acomodar precios relativos (¿salarios?)  para contener el incendio de la hiper que, él cree, se está gestando en el terreno de las Leliq. 

La mayoría de la profesión no lo ve así. Pero él prenderá ese contrafuego. 

Si logra controlarlo, tal vez -el incendio tan temido- se apague en los límites. Los límites los marca la entrada de los dólares de la cosecha. ¿Cuál es el puente por el que cruzar hasta esa orilla húmeda? ¿Cuál?

Javier anuncia meses de estanflación provocada: "el contrafuego". Pero si no llueve (¿inversiones privadas para todo?), si "el mercado" no imagina rápido que esas cenizas fertilizan, la tierra desnuda no nos genera una conjetura optimista. 

Hombre de poca fe. Hay que aceptar que las "fuerzas del cielo", en la historia, han ganado muchas batallas. Pero no, por ahora, en estas praderas.

Ya estamos jugados: la tea incendiaria empezó su carrera.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés