El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 17°C

Con el conteo a su favor, Cambiemos intenta evitar desplantes en su tropa

Entre apoyo propios y ajenos, el oficialismo pretende superar los 40 votos afirmativos en la sesión de hoy

14 noviembre de 2018

Sin mayorías propias en Diputados ni en el Senado, la construcción de mayorías en base a acuerdos parlamentarios con la oposición más acuerdista (el Frente Renovador durante el primer año y el bloque Justicialista, luego) fue una de las características (y una necesidad) del esquema de gobernabilidad de Cambiemos. Sumado, claro, a la disciplina intrabloque que mantuvo su estricta eficacia, más allá de las desavenencias que pudieran surgir entre los legisladores nacionales del PRO, la UCR y la Coalición. En un contexto en el que el oficialismo necesita acercar certezas luego de las crisis cambiaria y ganar en calma como reaseguro del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, confirmar este esquema en el tratamiento de un proyecto de ley como el Presupuesto resulta importante para el oficialismo.

Por eso, el optimismo en alza de Cambiemos se vio ensombrecido (en parte, al menos) por el malestar del senador santacruceño Eduardo Costa, que puso en duda su voto y hasta ayer parecía más cerca de ausentarse o votar en contra que de sumarse a sus compañeros de bancada y de interbloque. Dirigente radical y dos veces candidato a gobernador, Costa critica el trato que los números de la Casa Rosada le dispensa a su provincia. En su entorno señalan que el patagónico considera que el proyecto “no da respuestas a todo lo que Santa Cruz necesita y que el Gobierno debe tomar otras medidas para la provincia”. Según el sitio Parlamentario, Costa negociaba ayer la posibilidad de que se garantice la concreción de las obras como la autovía Caleta Comodoro y recursos para el funcionamiento de Yacimientos Carboníferos Río Turbio.

La disconformidad de Costa está lejos de tener carácter rupturista, ni mucho menos. Como el mar de fondo que, por ejemplo, sacude al bloque Justicialista que preside Miguel Angel Pichetto. Costa fue el candidato más votado en las elecciones a gobernador de 2015, pero quedó en el camino debido a la naturaleza de la ley de lemas que rige la provincia y que el radical está empecinado en reemplazar. La actual gobernadora Alicia Kirchner sumó sus votos a los del sublema de su antecesor Daniel Peralta y de esta forma superó al lema de Cambiemos. Costa sabe que está bien posicionado para intentar ganar en esta ocasión, pero necesita de toda la estructura de la alianza, sin resistencias internas. Por lo que se descarta cualquier chance de que patee el tablero. Pero en estos días no le faltaron gestos para mostrar su disconformidad.

Esta actitud de Costa, que podría arrastrar a la también radical de su provincia, María Belén Tapia, tiene sus antecedentes. Por caso, la votación del Presupuesto 2016 que elevó el Ejecutivo de Cristina Kirchner, que promovió el Frente para la Victoria y que rechazó Cambiemos. En esa oportunidad, Costa votó a favor, en bloque con sus históricos rivales kirchneristas, porque preveía importantes recursos para su provincia. No obstante, las diputadas de su sector Nadia Ricci y Roxana Reyes votaron a favor, a fines de octubre, y defendieron con ahínco el proyecto en la Cámara Baja.

Respecto del resto de su interbloque, el Gobierno no tiene dudas. De modo que necesita entre 12 y 14 votos para confirmar su aprobación, algo que ya parece asegurado. “Hay un consenso importante que se formó en la Cámara de Diputados. Estamos en condiciones de aprobarlo”, sostuvo ayer el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, luego de la reunión de gabinete que también lo incluyó. Y agregó: “El Presupuesto es un primer paso de los argentinos en el sentido que no vamos a gastar más de lo que tenemos”. El bloque de Pichetto aportará varios de las adhesiones que el oficialismo necesita. El salteño Rodolfo Urtubey, los entrerrianos Pedro Guastavino y Sigrid Kunath, el cordobés Carlos Caserio y el correntino Carlos “Camau” Espínola, que firmaron el dictamen de comisión, se cuenta entre ellos. También los sanjuaninos Cristina del Carmen López Valverde y José Rubén Uñac, que responden al gobernador de su provincia Sergio Uñac.

A ellos se agregarían el santafesino Carlos Reutemann, el salteño Juan Carlos Romero (firmó el dictamen), su comprovinciana María Cristina del Valle Fiore Viñuales, que responde al gobernador Juan Manuel Urtubey, los neuquinos Lucila Crexell y Guillermo Pereyra, del MPN, los misioneros Maurice Closs y Magdalena Solari. Mientras que el presidente Mauricio Macri, que se encontrará hoy con los gobernadores Lucía Corpacci y Gerardo Zamora, intentará los votos de los senadores catamarqueños y santiagueños.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés