El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 19°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 19°C

Carrió y un voto cantado: descartó competir en la provincia de Buenos Aires

Lo confirmó ayer en televisión, pero matizó la posibilidad de presentarse como diputada en la Ciudad

17-04-2017
Compartir

La diputada nacional de la Coalición Cívica y socia fundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, descartó ayer que vaya a competir en agosto y octubre por una banca en el Senado en el distrito bonaerense. Afirmó que su decisión responde a un pedido de la gobernadora María Eugenia Vidal y el consultor predilecto del presidente Mauricio Macri, el ecuatoriano Jaime Durán Barba. No obstante, puso en duda su candidatura para renovar como diputada porteña. El motivo sería una causa del año pasado que fue reabierta días atrás en su contra por enriquecimiento ilícito.

Decenas de veces la versátil Carrió anticipa una decisión que luego no convretó. Esta vez cumplió con su palabra y en el último día de Semana Santa dio la noticia que esperaban más sus aliados que sus rivales -a excepción de un exfuncionario-. Lilita adelantó que en los comicios de medio término no peleará por un escaño en la Cámara Alta, pelea que se daría en la provincia de Buenos Aires. “La Gobernadora María Eugenia Vidal no quiere que sea senadora y acá lo más importante es sostener el gobierno de María Eugenia”, declaró ayer en el programa de Mirtha Legrand, cuya mesa se está convirtiendo en el último tiempo en sede de anuncios políticos: semanas atrás se había lanzado formalmente la alianza entre Sergio Massa y Margarita Stolbizer. Carrió agregó que tampoco Durán Barba le ve pasta para competir en la conocida como “madre de todas las batallas”. La renovación de bancas en el Senado le agrega a la elección bonaerense un condimento aún mayor para destacar la importancia que ese distrito tiene con respecto al resto, además de su padrón electoral, que supera los 12.000.000 votantes.

Lo que debía suceder al anuncio era el lanzamiento para renovar su banca como diputada en representación de la ciudad de Buenos Aires. Que cuenta a su vez con el pedido del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y del propio Presidente. Sin embargo Lilita matizó las posibilidades de que esa candidatura realmente ocurra. Días atrás la Cámara Federal -por determinación de los camaristas Martín Irunzún y Eduardo Farahreabrió una investigación contra la diputada por presunto enriquecimiento ilícito. De avanzar la causa, Carrió avisó que se presentará ante la Justicia “sin fueros, como una ciudadana común”. A pesar de lo que pueda suceder en los tribunales, en estos días la referente de la Coalición Cívica se verá con Rodríguez Larreta y juntos comenzarán a delinear los pasos a seguir para la campaña, que se conocerá dentro de unas semanas.

Por Vidal

Lilita aseguró que ella no competirá en la provincia por expreso pedido de la gobernadora Vidal. ¿Por qué? “Lo siento, lo percibo y lo comparto”, respondió. Como anticipó El Economista meses atrás, Cambiemos en su versión bonaerense no quiere a Carrió, y la razón es que buscarán en la campaña hacer hincapié en la gestión de la mandataria y de los intendentes. Los jefes comunales creen que una candidatura de la diputada de la Coalición Cívica quitaría de foco la discusión y lo llevaría a un plano que al oficialismo no le sería beneficioso. Se agrega además el factor Durán Barba. Las encuestas indican que en la Ciudad rinde más que en la provincia. Añadió la diputada: “El PRO decidió que en la provincia de Buenos Aires sea sólo de ellos”.

Por Rodríguez Larreta

Carrió actuó en esta situación de forma disciplinada. Aceptó la voluntad de Vidal y también la petición de Rodríguez Larreta. Para el PRO, que Carrió compita en la Ciudad no sólo garantiza un buen resultado, sino que también bloquea o obnubila a quizás, el rival más peligroso que el oficialismo encuentra en la Capital Federal: Martín Lousteau. El exembajador en Estados Unidos dejó su cargo para anunciar abiertamente su postulación a diputado nacional por la Ciudad, dentro o fuera de Cambiemos. El PRO no aceptaría el pedido del radicalismo porteño de conformar la alianza y de darle a Lousteau la posibilidad de competir en las PASO. Sí le transmitió la alternativa de sumar dirigentes de ECO en las listas, pero el exministro de Cristina Kirchner estaría decidido a competir. De esta forma, Carrió le quitaría socios pero también posibles votos.

Durante el programa, Lilita aprovechó para avanzar nuevamente contra el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, pese a no contar con el respaldo de sus socios en Cambiemos. Según la diputada, es Lorenzetti el que está detrás de la causa reabierta, y aseguró: “Un día Macri me va a pedir de rodillas que lo saque a Lorenzetti”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés