El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 25°C

Balbín dejará de ser el procurador del Tesoro

El Gobierno movió nuevamente el tablero, pero aun se desconoce su destino, y quién ocupará el cargo vacío

24 abril de 2017

El Gobierno dejó trascender ayer un cambio clave en la Casa Rosada: Carlos Balbín dejará de ser el procurador general de Tesoro. Aún no se conoce reemplazante y el desplazado podría ocupar un cargo vacante en la Cancillería, el de embajador ante la ONU. Balbín ya había sorteado a fines de 2016 una crisis que lo dejó cerca de perder su función, que mantuvo en gran medida por el respaldo de la diputada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, que en esta oportunidad le habría dado el aval al Gobierno.

Este jueves se vence el plazo para que el procurador reciba de todos los ministerios y de la Oficina Anticorrupción información correspondiente a posibles conflictos de intereses. El asunto en cuestión habría sido uno de los motivos que lo alejó a Balbín del cargo. Aún así, al “jefe de los abogados del Estado” le reprochan la estrategia asumida con respecto a los aumentos en tarifas de electricidad y gas.

Según transmitieron desde la Casa Rosada, la decisión de desplazar a Balbín debe ser considerada como “un ascenso”. Un posible destino para el abogado es el de embajador extraordinario y plenipotenciario y representante especial para los derechos humanos, función que ocupaba hasta hace unos meses el radical Leandro Despouy. Otro deseo del procurador desplazado es el de presentarse como candidato para ser el próximo decano de la Facultad de Derecho.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés