El Economista - 70 años
Versión digital

dom 14 Ago

BUE 18°C
Versión digital

dom 14 Ago

BUE 18°C

Alberto se solidarizó con Morales y denunció golpe de Estado

El Presidente electo consideró inaceptable la interrupción institucional en Bolivia y se solidarizó con el dirigente del MAS

11-11-2019
Compartir

“En Bolivia se ha consumado un golpe de Estado producto del accionar conjunto de civiles violentos, el personal policial autoacuartelado y la pasividad del ejército. Es un golpe perpetrado contra el presidente @evoespueblo, que había convocado a un nuevo proceso electoral”. Así arranca la serie de mensajes a través de Twitter del presidente electo Alberto Fernández, en la tarde de ayer, para condenar los hechos que terminaron con la renuncia del presidente Evo Morales y de su vice Alvaro García Linera. “El quiebre institucional en Bolivia es inaceptable. El pueblo boliviano debe escoger cuanto antes, en elecciones libres e informadas, a su próximo gobierno”, sostuve Fernández. Un rato antes se había pronunciado su compañera de fórmula Cristina Kirchner, en el mismo sentido.

La crisis regional preocupa al mandatario elegido para asumir el 10 de diciembre próximo. A la breve crisis institucional en Perú le prosiguieron las tensiones en Ecuador y la crisis social prolongada en Chile. Los desaires del presidente Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, principal socio comercial del país, aumentan el clima de incertidumbre. Para el Frente de Todos, la situación complicada del Frente Amplio en Uruguay, que deberá enfrentar en el balotaje al Partido Nacional, tampoco es una buena noticia. Pero el pedido de renuncia a Morales por parte de un sector radicalizado de la oposición y la posterior decisión del presidente (presionado a tomar esa actitud), según el futuro gobierno, es un preocupante punto de ruptura en la institucionalidad de la región.

https://twitter.com/alferdez/status/1193665906649501702?s=20

“Defenderemos firmemente la democracia en toda América Latina. Después de este quiebre institucional, Bolivia debe volver cuanto antes al sendero de la democracia mediante el voto popular y sin proscripciones. El compromiso de la Argentina con la institucionalidad y contra cualquier forma de golpe de Estado en el continente debe ser total”, agregó Fernández. Y advirtió: “Espero que las actuales autoridades actúen bajo ese mismo principio preservando la integridad física de los que puedan resultar perseguidos por el golpismo y colaboren hasta el 10 de diciembre con la recuperación de la democracia en Bolivia”.

Por su parte, Cristina se manifestó en consonancia y, en ese ejercicio, comparó las crisis en el país gobernado por Sebastián Piñera y por Morales. “En Bolivia, manifestaciones violentas sin ningún tipo de limitación por parte de las fuerzas policiales, incendian viviendas y secuestran personas mientras las Fuerzas Armadas le 'sugieren' al presidente indígena y popular Evo Morales que renuncie”, arrancó la vicepresidenta electa. “Se llama golpe de Estado”, destacó. Y agregó: “Si queremos vivir en paz, es hora de que haya pronunciamientos y, sobre todo, acciones claras en defensa de la democracia, independientemente de cual sea la orientación política de los gobiernos que surgen de la voluntad popular”.

Bolivia había estado en la agenda de temas que se trataron en el Grupo de Puebla durante el fin de semana. Hubo preocupación por la situación en el país vecino, solidaridad con Morales y respeto por las vías instituidas de resolución de los conflictos. Luego emitió un comunicado que sintetizó lo discutido. El documento dice que el Grupo “llama a respetar el orden constitucional y a la democracia boliviana en todas sus expresiones”, “manifiesta su solidaridad con el presidente Evo Morales, su vicepresidente Alvaro García Linera, y con su pueblo democrático y pacífico” y “convoca a los diversos organismos internacionales a respaldar la paz y la democracia en Bolivia”. En términos personales, la mayoría de los referentes del espacio se manifestaron sobre lo que pasó ayer y no dudaron en llamar golpe de Estado a la renuncia de Morales.

***

Repudios

"Golpe de estado clásico en Bolivia. Las Fuerzas Armadas ordenan a Evo a renunciar. Lo que no consiguen vía electoral, lo tratan de obtener por otros medios. El silencio de los gobiernos de derecha de la región muestra que, para ellos, la democracia ya no es límite a respetar”, lanzó el jefe del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi. “Repudiamos enérgicamente el golpe de Estado en Bolivia. Lamentamos el retroceso democrático que significa para el pueblo latinoamericano. Necesitamos reforzar la democracia y el respeto a la voluntad popular”, señaló el presidente del PJ, el diputado nacional sanjuanino José Luis Gioja.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés