El Economista - 70 años
Versión digital

sab 22 Jun

BUE 14°C
Presidente

Alberto Fernández: "Resulta que el títere es el único que termina enfrentado a Cristina"

El presidente saliente hizo un balance de su gestión y habló de su relación con su vicepresidenta, Cristina Fernández

Alberto Fernández y Cristina Férnandez de Kirchner.
Alberto Fernández y Cristina Férnandez de Kirchner.
22 noviembre de 2023

Alberto Fernández, retomó sus apariciones públicas tras la victoria de Javier Milei en el balotaje luego de que el oficialismo realizara una campaña electoral caracterizada por el silencio del mandatario. 

En una entrevista con el periodista Oscar González Oro para El Observador, Fernández hizo un análisis de sus cuatro años de gobierno, y si bien admitió que faltó mejorar los ingresos y combatir la inflación, aseguró que le faltó "un poco más de suerte porque el mundo se complotó en mi tiempo".

Además, aseguró que su Gobierno "no tuvo ninguna responsabilidad" respecto de la deuda con el Fondo Monetario Internacional, sino que se trata de consecuencias de la gestión de Mauricio Macri

En ese sentido, admitió que atravesó tiempos muy duros y que quienes dicen que fue el "peor presidente de la democracia" es gente "interesada" que no hace la revisión correcta de lo que sucedió entre 2019 y 2023.

El vínculo con CFK

En la charla periodística, el presidente también se refirió a su relación con Cristina Fernández de Kirchner. Reconoció que la escuchó, pero no le hizo caso "en todo lo que ella quería que la obedezca". 

"Por un lado, me piden que sea obediente, por el otro que tenga la lapicera. Cuando la lapicera firma algo que no le gusta entonces me convierto en desobediente", explicó. 

Luego, aseguró: "Los medios argentinos decían que yo era un títere, y resulta que el títere es el único que termina enfrentado a Cristina".

Respecto al orden interno de la coalición, Fernández subrayó: "Lo más importante es que preservemos la unidad para que no entremos en otra nueva frustración de la Argentina". 

Pero arremetió contra los dichos de la vicepresidenta advirtiendo que también que debe haber un "debate interno sobre cómo debemos seguir adelante, porque acá no es que en la coalición alguien no haya sido escuchado, eso es mentira. La verdad es que alguien no ha sido obedecido, pero hay momentos en los que el Presidente decide y la verdad es que el Presidente no debe obedecer a nadie".

A su vez, marcó una nueva distinción con el gobierno de su compañera de fórmula ponderando que dejará la administración sin haber sido denunciado por irregularidades. "Soy un Presidente que nunca fui denunciado por corrupción y que además dejó el Gobierno con el mismo patrimonio con el que entré. No tengo cuentas ni testaferros ni nada en el exterior y, como yo, los funcionarios de mi Gobierno", enumeró.

Consultado si alguna vez pensó en renunciar dijo: "No. Yo dejo una Argentina de pie, andando. Creo que las primeras dos deudas son solucionar el problema de los ingresos de la gente, porque los salarios están muy deprimidos, y la inflación, que termina deprimiendo los ingresos". 

De esta manera, Fernández busca promover la transición ordenada hacia la nueva gestión en manos de La Libertad Avanza. Al marcar notorias diferencias con el kirchnerismo, el Presidente saliente anticipa el cumplimiento de los protocolos democráticos en el cambio de administración.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés