El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 15°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 15°C

Aire para el Gobierno

Qué dijeron los columnistas políticos durante el fin de semana.

27-06-2016
Compartir

Ricardo Kirschbaum, “De la década de la siesta de los jueces a este tsunami”, Clarín.

“La Justicia, o una buena parte de ella, se mueve en la Argentina al ritmo de la política. El sistema de corrupción que está quedando impúdicamente al desnudo lo explica todo. Causas que estaban dormidas por un calculado fulbito de media cancha ahora adquirieron un ritmo devastador para los principales funcionarios de Cristina y ella misma. Están bajo proceso la ex presidenta, su vice, y tres de sus jefes de Gabinete. La cabeza del Poder Ejecutivo que gobernó la Argentina.

“No define sólo a ese gobierno. Define al país.

Es estremecedor lo de José López y el revoleo de casi nueve millones de dólares en el monasterio. Pero es aún mucho más espeluznante esta otra evidencia: el Estado organizado para la corrupción, con un plan de usarlo como partido político.

“Cristina Kirchner no puede decir con sus ex jefes de Gabinete lo que dijo De Vido: que casi no conocía a su segundo, que venía a ser López, como sugiriendo que no fue él quien lo puso allí, aunque por décadas compartieran política, cargos y una facción. Fue la ex Presidenta la que firmó los decretos de Aníbal Fernández, Abal Medina y Capitanich. Aquí no puede hacerse la desentendida, como hasta ahora (?)

“Desde la política, el kirchnerismo no ha podido detener la avalancha que lo está desparramando. El peronismo, todavía, no atina a encontrar la fórmula para responder. La duda pasteuriza cualquier esfuerzo por distinguirse. El jefe del PJ, José Luis Gioja, decidió sostener a De Vido, en una actitud explicable desde los códigos de cuerpo, pero no desde el necesario gesto que el PJ necesita frente a hechos de corrupción.

“El Gobierno parece estar sorprendido por el tsunami judicial y queda detrás de los acontecimientos. Pero la política está en medio de todo. El fino olfato judicial percibe el cambio de clima”.

Horacio Verbitsky, “Brexit en la Argentina”, Página 12.

“El gobierno argentino no parece darse por enterado de las implicancias de lo sucedido, que se irán haciendo más perceptibles con el paso de los días. Entre otras, una profunda fractura generacional (3 de cada 4 jóvenes votaron por la permanencia) que permite predecir duras expresiones callejeras contra la decisión que fue más popular entre las personas maduras y las de la tercera edad. Un día antes de que los británicos votaran, Susana Malcorra exhortó a su gobierno en las Naciones Unidas a reanudar las negociaciones, en busca de “una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía” sobre las islas. Esa letanía rutinaria no fue seguida por ninguna declaración que vinculara el caso de las Malvinas con el debilitamiento británico producido por la victoria de las posiciones que responden a los traumas de la globalización con posiciones aislacionistas. Por el contrario, de regreso dijo que nada cambia y sólo pidió prudencia. En las islas Malvinas, donde a diferencia de Gibraltar no hubo mesas de votación, el plebiscito se siguió con ansiedad y todos los pronunciamientos que se conocieron fueron a favor del statu quo vigente. Tampoco hubo alguna evaluación oficial sobre cómo afectará el Brexit a la economía argentina y sólo analistas privados se mostraron atentos a algunos aspectos de la cuestión. El comercio podría resentirse pero es poco significativo ya que hoy Gran Bretaña es un socio muy menor (poco más del 1 por ciento del total argentino, tanto de importaciones como de exportaciones). Si las inversiones no vinieron antes, será más difícil que arranquen ahora. Pero ni el sector público ni el privado dieron muestras de advertir el impacto que la novedad tendrá para un rubro más importante en las relaciones bilaterales que el comercio y las inversiones: la fuga de capitales que se refugian en territorios y posesiones de la corona inglesa”.

Eduardo Fidanza, “Mitos y promesas ante el segundo semestre”, La Nación.

“El país, atravesado por escándalos, está llegando al segundo semestre. Podría ser éste un dato convencional del paso del tiempo, una noticia que hiciera pensar: ya se fue medio año, qué rápido pasa el tiempo. Pero para los argentinos ese comentario cotidiano será reemplazado esta vez por un balance de pérdidas y ganancias que confrontará las expectativas de bienestar con los logros concretos del Gobierno en materia económica y social. Eso ocurrirá, precisamente, porque fue el Gobierno el que fijó la segunda parte del año como el momento donde empezarían a verse resultados (?)

“Si el “segundo semestre” y otros propósitos fueran mitos políticos, se daría el paradójico caso de que un partido moderno, de impronta liberal como Pro, recurre a una herramienta del repertorio del irracionalismo, tan cuestionado por proveer letra a los movimientos populistas (?) Si ése es el concepto, al “segundo semestre” podrían agregarse “la pobreza cero”, “derrotar al narcotráfico” y “unir a los argentinos”. Esta hipótesis permite avanzar hacia una compleja interacción de la política moderna: la que liga el mito, la promesa y el marketing (?)

“Ante la inminencia del plazo cumplido la situación es ambivalente: se sufre el presente, se espera un futuro mejor y el Gobierno es aprobado por una ajustada mayoría. Mientras tanto, la hiperbólica corrupción kirchnerista, que todo los días arroja novedades escabrosas, ayuda a Macri a pasar el desfiladero. Queda para después saber si la lucha contra la corrupción, el narcotráfico y la pobreza constituyen una nueva mitología o implicarán la firme voluntad de revertir esas tragedias del país”.

Mauricio Maronna, “El big bang del kirchnerismo”, La Capital.

“La explosión del kirchnerismo será el dato central de la política argentina durante todo 2016. El espacio que marcó a fuego los últimos 12 años desde el poder central no sólo se convirtió en una franquicia exitosa del peronismo sino que, a diferencia del menemismo, intentó convertirse en un movimiento en sí mismo para dejar atrás al PJ.

“El big bang se produjo mucho más rápido de lo pensado no sólo por los kirchneristas sino por la política toda, y eso modificará el plano de la acción política, por derecha y por izquierda (?)

“El FpV le servía a Cambiemos como contraplano, pero también para tornar imposible la unidad peronista que, de producirse, no le permitiría al oficialismo sacar del Parlamento ni una declaración de apoyo a la paz en el mundo. Esa historia del cristinismo como adversario funcional se terminará cuando bajen las luces de la televisión repiqueteando todo el día, con indagatorias, allanamientos y cuestiones por el estilo (?)

“El nuevo mapa político adentro del peronismo tardará en reacomodarse. Un cambio de piel lleva sus tiempos, pero ahora todo se precipitó.

En ese contexto también desapareció la idea que existía en algunos sectores del massismo de buscar puntos de confluencia con Cambiemos en las próximas elecciones legislativas en la provincia de Buenos Aires, la ya remanida estación central de la madre de todas las batallas.

Aunque el kirchnerismo desaparezca como opción de poder, el macrismo deberá mantenerlo como sujeto político, aunque sea a baño María, en el principal distrito del país. Incluso, no son pocos los que están fogoneando en ese distrito la reaparición de Florencio Randazzo (?)

“Ahora, el PJ es un montón de islotes buscando un archipiélago. Y un nuevo conductor”.

Federico Diego van Mameren , “Hipócritas”, La Gaceta de Tucumán.

“A todos les preocupa José López. Los empresarios que saben que algo se pagó de más tratan de hacerse invisibles. Los políticos quemaron fotos e hicieron desaparecer de Facebook la mayor cantidad de imágenes en las que asomara la nariz el ex secretario de Obras Públicas de la Nación. Y también hubo otros que ante la imposibilidad de todo eso salieron a decir que no tenían nada que ver. Hipócritas (?)

Empresarios, funcionarios, ex ministros, ex secretarios, gobernadores, ex gobernadores, senadores, ex senadores, diputados, funcionarios de bajísimos rangos, valijeros, ex valijeros, intendentes, ex intendentes, periodistas y no tanto, monjas y curas se han desesperado por mostrar que nada tienen que ver con José López. Hipócritas (?)

“Las instituciones corren riesgos serios cuando la hipocresía es la principal vitamina. La democracia queda magullada y herida. Y, para peor, los líderes que deberían ponerse al frente de la sociedad marcando rumbos, prefieren ir para donde va la marea ?ahí se arrastra a las redes sociales también- y no asumir las responsabilidades que les han delegado. Esta semana la renuncia del primer ministro británico fue un ejemplo. El pueblo dijo algo que iba en contra de sus convicciones y de sus principios y David Cameron, que había peleado por lo contrario, renunció. Evitó ser hipócrita”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés